¡Siguiendo con el legado! Papo Iriarte anima con sabor en el Rey de Rocha

26 de diciembre de 2018 05:06 PM
¡Siguiendo con el legado! Papo Iriarte anima con sabor en el Rey de Rocha
Papo Iriarte, hijo de Ubaldo Iriarte Arias, uno de los gerentes del Rey de Rocha.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Era 2012 aproximadamente cuando se enfrentó por primera vez a un público. Había faltado uno del equipo y ante la pregunta de quién se le medía a animar al exigente público de Rocha, Papo Iriarte supo que era su momento, se arriesgó y por eso hoy se consolida como uno de los Dj’s y animadores con más proyección. Y es que tiene la fortuna de mostrar todo su carisma y talento en el reconocido picó, el Rey de Rocha.

Q’hubo tuvo la oportunidad de conocer mucho más de su historia y planes a futuro.

Lo lleva en la sangre

El mundo de la champeta y de los picós no son nada nuevo para Aldo Iriarte Monroy, nombre de pila de ‘Papo Iriarte’ pues es hijo de Ubaldo Iriarte Arias, uno de los gerentes del Rey de Rocha. Toda su vida estuvo familiarizado con este entorno y por eso una vez creció, supo que quería dedicar su vida a la empresa familiar. “Cuando le dije a mi papá no hubo ningún reparo, me apoyó al 100% a pesar de ser consciente de todos los sacrificios que se hacen”, comenta el joven de 28 años, quien de inmediato confiesa que los momentos más especiales los vive durante lanzamientos de un volumen o de alguna nueva imagen.

Se viene mucho trabajo

Ser el Dj y animador del Rey de Rocha se ha convertido en todo un reto para Papo Iriarte pues le ha ayudado a vencer algunos temores. “Antes era una persona demasiado tímida, ahora ya soy más expresivo”, comenta el cartagenero que no descarta que en menos de lo que muchos piensen, se le mide al canto pero como él mismo dice: “todo a su tiempo”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Farándula

DE INTERÉS