Farándula


"Tres Caínes", ¿una ofensa a las víctimas?

AP

22 de marzo de 2013 12:01 AM

En medio de la ola de series y novelas sobre narcotráfico y grupos ilegales que han copado la televisión colombiana en los últimos años, un nuevo programa sobre la historia de los hermanos Castaño,  fundadores de los cruentos grupos paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia, ha desatado las críticas de activistas por los derechos humanos y la población.  La polémica ha llegado a involucrar empresas anunciantes que retiraron sus comerciales del horario de transmisión de "Tres Caínes".
La serie narra la historia de Fidel, Vicente y Carlos Castaño, que al fundar las AUC crearon un paraguas que agrupó a escuadrones paramilitares y a quienes las autoridades señalan por cientos de masacres.
La principal crítica de grupos de derechos humanos y de familiares de víctimas es que la serie presenta a los Castaño como "héroes" que idearon las AUC en retaliación porque la guerrilla mató a su padre. El guionista de la serie Gustavo Bolívar, rechaza este argumento.
Jerónimo Rivera, jefe de del departamento de audiovisual de la Universidad de La Sabana, en Bogotá, dijo en entrevista telefónica que el problema no es hacer o no un seriado sobre los Castaño y el fenómeno del paramilitarismo en el país, sino hacer "producciones sobre temas tan delicados y serios y no tengan la suficiente profundidad...con datos pocos fiables".
Según Rivera producciones como "Tres Caínes" son "una moda y esto es lo que también parece peligroso, que hagan producciones sobre temas tan delicados y serios y no tengan la suficiente profundidad...y equilibro narrativo".
Para José Antequera, miembro del grupo por los de derechos humanos Hijos por la Identidad, la Justicia, contra el Olvido y el Silencio, cuyo padre fue asesinado en el aeropuerto internacional de Bogotá en 1989 a manos de narcoparamilitares, la serie de "Tres Caínes" es una ofensa a las víctimas de los crímenes de los Castaño.
La serie tiene un "interés comercial  sobre una cosa que no es comercial, porque tiene que ver con la dignidad humana y son los derechos de las víctimas", agregó Antequera.
La población también se ha expresado en las redes sociales contra la serie y ha conseguido que anunciantes, como la red de tiendas Falabella, retiren sus anuncios en el horario de emisión del seriado, como lo anunció Falabella en su cuenta de Twitter.
Protesta en la web
Las protestas en internet comenzaron el 14 de marzo cuando cuatro usuarios en la ciudad de Medellín, comenzaron a escribir distintos mensajes en sus muros de Facebook. Ante multitud de respuestas crearon un grupo llamado "Noen3caines" para evitar anuncios en el seriado.
"Es claro que hay que tratar esos temas, la pregunta es por qué tratarlo desde el punto de vista de Caín y no de Abel...por qué contamos la vida (del narcotraficante Pablo) Escobar y no de (el ex candidato presidencial asesinado Luis Carlos) Galán, por qué  hablamos de los Castaño y no de (el humorista asesinado Jaime) Garzón...se puede hacer un asunto mejor. Una televisión mejor", dijo Daniel Naranjo, uno de los cuatro fundadores del grupo en Facebook.
Bolívar, quien puso el nombre de la serie en referencia al hecho de que Carlos Castaño fue asesinado por orden de su hermano Vicente, rechaza tales argumentos y aseguró que promover el retiro de anunciantes "raya en censura y eso sí no se puede permitir en el siglo XXI".
"Culpar a la televisión de la violencia es una injusticia, es muy fácil", dijo. 
Por ahora Bolívar aseguró que la televisora no ha pensado en el retirar la serie, que en total tendrá  75 capítulos y se transmite desde el 4 de marzo por Mundo Fox, en Estados Unidos.