Home


“Cada día trabajo para ser mejor”: Jonathan Islas

Jonathan Islas empezó en la actuación a los 16 años y una coach lo alentó a no confiarse, por eso siempre llega con el ánimo de aprender y ser mejor.

HEIDI LLANES

13 de agosto de 2022 12:00 AM

La trayectoria es la mejor carta de presentación del actor mexicano Jonathan Islas y en ese trasegar se incluye una larga estancia en Colombia, al punto que conoce el país en toda su extensión y disfruta volver cada vez sintiéndose propio de esta tierra.

Su participación en importantes producciones ha puesto su rostro en la visión permanente del público, novelas y series son su fortaleza y ahora las plataformas lo mantienen con mayor vigencia en la pantalla, además de ofrecerle una proyección más amplia.

El actor afirma que en su gremio siempre existía el reparo de que no había trabajo, ahora todo parece dar un giro excepcional con la llegada de nuevas plataformas, lo que ha sido el despunte de la industria que ofrece toda suerte de programas y para todos hay oportunidad.

El actor mexicano busca en cada personaje a alguien que no se le parezca, esa es la magia de esta profesión.

Precisamente ahora se estrena la primera serie streaming de Televisa y Univisión, en la plataforma VIX+ y allí está él. La nueva apuesta es “La mujer del diablo”, original del escritor venezolano Leonardo Padrón, una serie interesante para la cual hizo un casting que lo dejó seguro y expectante, más cuando acababa de regresar de Colombia de rodar “De brutas, nada” y con deseos de trabajar. (Lea aquí: Tostao también viene como solista y estrena “La luz”)

Con una trayectoria afianzada en la actuación, Islas afirma que su carrera se la debe a Colombia, y se remonta a los recuerdos de su estancia por casi once años en el país. Cuando en México cumplió un ciclo, fue impulsado por su mánager a probar con un mes de trabajo que se amplió por más de una década en la que ocho años fue nómada por las casas de los amigos y a todo esto le sumó aprendizaje y crecimiento actoral y personal, siempre reconociendo que su profesión se fortaleció en esa gran escuela.

Para Jonathan es inevitable comparar la dinámica de trabajo entre una televisión y otra. Llegó en un momento en que no se daban muchas facilidades, sin embargo, ese proceso menos evolucionado lo llevó a ser más humano, y evitar que se convirtiera en un actor pretencioso. Valora primero tener trabajo, por eso una vez emprende un proyecto, lo disfruta y le mete ganas, en eso también agradece lo vivido en Colombia.

“Cada día trabajo para ser mejor”: Jonathan Islas

Series que atrapan

Si bien se aplica para la producción que se desea y en lo que concierne al personaje es un tanto más condicionado, una vez se ha entrado al rodaje se desarrolla una especie de sentimiento que envuelve a los actores, los atrapa y hace suya esa historia, allí está el valor que le dan y el profesionalismo que le imprimen a su papel.

Jonathan tiene el bagaje en la pantalla desde donde se le contacte, aunque aclara que es primera vez que labora para esta televisora que resultó de Televisa y Univisión, y si algo lo emociona es que se trata del primer proyecto que iban a lanzar en streaming. Otro aspecto que le cautivó es que allí sólo habrá contenido en español y escrito originalmente, entonces las historias serán nuevas, empezando por “La mujer del diablo”, de la cual ya se rodaron tres temporadas en seis meses de trabajo intenso.

En la serie tiene un personaje casi nuevo para él. Al mexicano la teleaudiencia lo relaciona generalmente en el papel de villano, por lo que Mateo Carvajal, un policía que pese a ser antagonista del protagonista, se mueve en la bondad y eso es un nuevo punto para analizar la realidad desde este tipo de programas.

“Casi nunca me inspiro en personajes, soy muy intuitivo y prefiero utilizar las técnicas que tengo aprendidas, pero en esta oportunidad estaba nervioso, mi personaje es parco, pero vi la serie “Narcos 3”, donde hay un policía apasionado por su trabajo y de allí tuve detalles para aplicar”, manifiesta Islas.

La obra es del venezolano Leonardo Padrón, quien antes de iniciar rodaje se tomó el tiempo para hablar con cada actor y verificar como abordaban su papel, en ese proceso le comunicó a Jonathan que de los personajes que más le movían era el de él, por tanto le hizo entrega de Mateo para que hiciera lo propio.

La experiencia, buena consejera

Jonathan Islas advierte que ha tenido tantas vivencias, buenas o malas, que le han servido en determinado momento para crear sus personajes. “Siempre habrá un poco del actor en cada interpretación, pero nunca va a existir un personaje igual a mí, ni al personaje pasado, me gusta entregarme, mi adrenalina es ver el momento y resolver en la escena”, afirma el artista.

Con una trayectoria paralela a su existir, el mexicano tiene como práctica antes de iniciar un proyecto hablar con el director para expresarle su interés permanente por aprender y ser el mejor, y si eso incluye regaños, los va a aceptar. Lo anterior le ha permitido entender la profesión, y a la vez que se divierte, se compromete, porque es muy perfeccionista.

El trasegar por la televisión lleva a Jonathan Islas a ver de cerca la evolución de la misma, le gustan las series y películas y cuando le da un poco de calma a su vida, se dedica a disfrutar documentales.

Agradecido y fascinado con su proceso, afirma que de los personajes interpretados siente que lo han marcado el de Abel realizado en “Flor salvaje”, y el de Mario Agüero en “Celia”, quien era el mejor amigo de Pedro Knight, un hombre fiel con apariencia de nerd, pero con un espíritu que encantaba, además lo sacó del rol antagonista.

  NOTICIAS RECOMENDADAS