Home


Déficit de Transcaribe no deja progresar al sistema

Por cuenta del déficit financiero, el SITM no ha tenido mayores avances en su implementación. Las posibles acciones para salvar a Transcaribe se darían a conocer a finales de octubre.

El déficit financiero de Transcaribe ya supera los $50 mil millones, según dio a conocer el gerente suplente de la entidad, Mauricio Hernández, al mostrar su informe de gestión ante el Concejo.

Hernández, detalló que con corte al 15 de mayo, la deuda del Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) con los operadores asciende a los $52.854 millones, donde las deudas más grandes se tienen con los operadores Transambiental ($18.195 millones) y Sotramac ($16.397 millones), las cuales han venido creciendo desde el 2018.

Le puede interesar: Elección de gerente de Transcaribe quedó en el aire

A estos les siguen las deudas con Transcaribe Operador ($9.837 millones), el Fondo Unificado de Desintegración y de Operadores ($5.491 millones), el Ente Gestor ($1.490 millones), Colcard ($1.078 millones) y la fiducia ($366 millones).

Según el gerente, esta situación económica es la que ha impedido seguir invirtiendo en mejoras para la operación del SITM. Es por este motivo que poco o nada se ha avanzado en las metas que se tienen trazadas en el Plan de Desarrollo para el 2023, el cual establece llevar al 90% el funcionamiento del SITM.

“Las metas no se han movido prácticamente. La única meta que se movió fue la activación de una nueva ruta, la C016, y en este momento estamos articulando la incorporación de dos nuevas rutas: Laguito – Castillogrande, y otra en la zona norte”, explicó Hernández.

Fuera de esto, el resto de metas se encuentran desfinanciadas, pues no hay recursos para cumplir con la construcción de patios complementarios, comprar buses, chatarrizar vehículos del Transporte Público Colectivo o construir paraderos para rutas pretroncales, alimentadoras y complementarias.

De hecho, en lo que tiene que ver con los buses con los que cuenta Transcaribe Operador, del total de 99 que hay, solo 56 están operando, toda vez que 27 no están disponibles por falta de recursos para mantenimiento, 7 están accidentados y en trámite de seguros, 6 están inmovilizados y 3 no tienen vidrios.

Igualmente, Transcaribe hoy no cuenta con recursos para cubrir el 100% de las estaciones con vigilancia, razón por la cual se han presentado hechos de inseguridad en el sistema.

“La operación en sí demanda muchos recursos y esa cifra -el déficit- no es menor para nadie. No hay compañía que aguante esa condición. El servicio requiere de la inyección de capital urgente para que todo lo que se esté desarrollando alrededor del mismo de alguna manera pueda salir boyante”, manifestó Hernández.

Reestructuración del sistema
En medio de la crisis, la estrategia principal para salvar Transcaribe consiste en la reestructuación del sistema, para la cual se firmó un contrato con la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN).

“La FDN realizará la reestructuración técnica, legal y financiera del sistema Transcaribe, que permita dar continuidad al servicio de transporte masivo en el Distrito de Cartagena”, dijo Hernández.

La primera fase de este proceso terminó con la presentación del informe financiero de la entidad. Ahora, se inició una segunda fase que tiene como propósito identificar las acciones de mejora para garantizar la sostenibilidad del sistema. De acuerdo con el cronograma, esto debería estar listo a finales de octubre de este año.

$52.854
es el déficit financiero de Transcaribe.

Por el momento, desde Transcaribe se trabaja en la generación de ingresos colaterales a través de publicidad con el fin de aumentar los recursos que entran al sistema.

Con esto, aspiran a recaudar en este 2022 alrededor de $750 millones, de los cuales el 70% ($525 millones) irían para el Ente Gestor, mientras que el 30% ($225 millones) se destinarían al Fondo de Mantenimiento y Expansión del Sistema (FMES) para fortalecer las estaciones.

Hablan los operadores
Los operadores Transambiental y Sotramac también expresaron su preocupación por la situación que atraviesa el sistema y solicitaron acciones urgentes para poder contener la crisis.

“Si no hay un plan de acción o unas mesas de trabajo que garanticen la sostenibilidad de Transcaribe, el sistema va a llegar a su parálisis total (...). Esto hace que el problema se traslade a los usuarios porque lo que vemos en las vías son personas que esperan 40 y hasta 50 minutos por buses que no van a pasar y que están parqueados porque no tienen como hacerles mantenimiento”, indicó Mauricio Sandoval, representante de Transambiental.

Por otro lado, Sebastián Nieto, representante de Sotramac, señaló que debe implementarse un plan de choque para evitar la parálisis de Transcaribe.

“Es muy importante que pasemos del discurso a la acción y que veamos planteamientos claros de la Secretaría de Hacienda en cuanto a transferencias presupuestales que permitan cubrir ese déficit. Estamos en una crisis de movilidad”, expresó Nieto.

Por esta razón pidió más compromiso al Gobierno distrital para garantizar que Transcaribe no interrumpa su operación y por el contrario mejore el servicio que ofrece a los cartageneros.

  NOTICIAS RECOMENDADAS