Home


Día Mundial de la Obesidad: preocupa el panorama en Colombia

En ocasión de esta fecha, la organización Fian Colombia destaca las dificultades del país en la lucha contra esta enfermedad crónica.

REDACCIÓN SALUD

04 de marzo de 2024 12:00 AM

La obesidad se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud, elevando la probabilidad de desarrollar diabetes, hipertensión, cardiopatías coronarias, accidentes cerebrovasculares y varios tipos de cáncer.

Cada 4 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Obesidad, justamente para concienciar a las personas sobre el terrible daño que conlleva para el organismo una dieta alta en grasa y azúcares. No obstante, apenas el pasado viernes 1 de marzo, un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) evidenció que más de mil millones de personas, o una de cada ocho en el planeta, sufren obesidad. Lea: Obesidad: más de mil millones de personas en el mundo padecen esta condición

El estudio, con datos de más de 190 países y elaborado en colaboración con el Imperial College de Londres, indica que entre los niños y adolescentes del mundo la tasa de obesidad en 2022 era cuatro veces superior a la de 1990, mientras que, entre los adultos, esta tasa se duplicó en las mujeres y casi se triplicó en hombres.

Para Fian Colombia, organización que trabaja por la garantía del derecho humano a la alimentación y nutrición adecuadas, la obesidad va más allá de una preocupación estética, constituye un problema de salud pública derivado, en gran medida, de una dieta corporativa en la que prevalecen los productos comestibles y bebibles ultraprocesados, mejor conocidos como “comida chatarra”, y que además de ser ampliamente reconocidos como productos nocivos para la salud desplazan a los alimentos reales.

Su primera premisa al abordar este tema es que “no se puede seguir reduciendo el problema a considerar que se trata de la falta de voluntad de las personas para comer menos, comer más sano o hacer más ejercicio, se trata de una compleja problemática que involucra aspectos sociales, económicos, culturales y políticos derivados de una dinámica donde se ha privilegiado la ganancia de la industria sobre el cuidado de las personas, la soberanía alimentaria (SOBAL), el derecho humano a la alimentación y nutrición adecuadas (DHANA), el cuidado del ambiente y la salud colectiva”. Lea: Impuestos saludables: red académica celebra el aval de la Corte

Cuando salgan los resultados de la siguiente Ensin seguramente las cifras de sobrepeso y obesidad serán aún más escandalosas”.

Fian Colombia

¿Qué sucede en Colombia?

“La primera dificultad a la que nos afrontamos es que la Encuesta Nacional de Situación Nutricional (Ensin), principal instrumento para conocer el estado de los problemas nutricionales, no se ha realizado desde hace nueve años. Esto a pesar de que su implementación debe ser quinquenal”, advierte Fian.

Con base en la última medición de la Ensin en el 2015, el panorama del aumento del sobrepeso y la obesidad en todos los grupos de población es muy preocupante.

“Entre los menores de cinco años, el exceso de peso ha experimentado un aumento significativo, pasando del 4,9% en 2005 al 6,4% a este corte. En cuanto a la población escolar, la Ensin del 2010 ya nos daba un panorama inquietante al revelar que uno de cada seis niños y adolescentes presentaba obesidad o sobrepeso; sin embargo, los resultados de la misma encuesta para 2015 fueron aún más alarmantes, mostrando un incremento acelerado de la problemática que avanzó hasta afectar a uno de cada cuatro escolares”, precisa la organización. Lea: Etiquetado de advertencia: ¿para qué sirve y qué productos lo requieren?

Y agrega que “la Encuesta Nacional de Salud Escolar realizada en 2018, al indagar sobre los patrones de alimentación, reveló que ocho de cada diez escolares consumen productos comestibles y bebibles ultraprocesados, tres de cada cuatro consumen una o más bebidas azucaradas al día y solo uno de cada diez consume la cantidad de frutas y verduras recomendadas”.

Así las cosas, Colombia ha experimentado durante este periodo un aumento de más de 10 puntos porcentuales en la prevalencia de exceso de peso en población adulta, pasando de un 45,9% en el 2005 al 56,5% en 2015, “es decir, estamos hablamos de una problemática que afecta a más de la mitad del mitad del país”, resalta Fian.

¿Qué hacer?

Alejandra Niño, nutricionista dietista e integrante de la línea de nutrición de la organización Fian Colombia, afirma que dada la gravedad de esta problemática de salud pública y la vulneración del derecho a una alimentación y nutrición adecuadas, es imperativo garantizar la implementación de la “Ley de comida chatarra”. Asimismo, es esencial llevar a cabo la aplicación de los impuestos saludables establecidos en la reforma tributaria, que incluye el gravamen a las bebidas ultraprocesadas azucaradas.

Niño enfatiza que es crucial avanzar en la regulación urgente de la publicidad, promoción y patrocinio de productos comestibles y bebibles ultraprocesados dirigidos especialmente a niños, niñas y adolescentes.

Advierte que para consolidar estas acciones, es necesario promover ambientes alimentarios saludables, fomentar la producción y consumo de alimentos reales, y liberar los territorios de la influencia perjudicial de la comida chatarra.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS