El popular ‘Chaqueta’, el papá de los caddies en Cartagena

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En la familia del golf en Cartagena si a cualquiera le preguntas si conoce a Osvaldo Narváez Pájaro seguramente la respuesta sería “no lo conozco”, pero si preguntan por el popular ‘Chaqueta’ la mayoría sin duda dirá que sí.

Es uno de los personajes más emblemáticos del golf cartagenero, pues en sus espaldas tiene una carrera de más de 70 años en esta hermosa disciplina y hace parte de su historia.

Es el caddie más antiguo que ha tenido el Club Campestre de Cartagena y más de cuatro generaciones de golfista han tenido el privilegio de tenerlo como caddie, un oficio muchas veces subestimado, pero que él le ha dado lustre y lo ha llevado a otro nivel.

‘Chaqueta’ es una enciclopedia ambulante de historias y anécdotas sobre la historia del golf en Cartagena, especialmente en el seno del Club Campestre.

Ayer cumplió 82 años (nació el 10 de noviembre de 1937 en Arjona, Bolívar) y está duro como un roble. Y eso es producto de una disciplina personal que combina la parte física con la mental.

En el mundo del golf en La Heroica es considerado el ‘papá de los caddies’ no solo por su edad sino porque es toda una autoridad. Un asesor indiscutido para los jugadores de golf gracias a su sapiencia. Sabe como el que más de las condiciones de la cancha y qué palo puede utilizar el golfista en un momento determinado.

El Club Campestre de Cartagena fue fundado en el mes de septiembre de 1933 y en esa época estaba ubicado en los playones de Ceballos.

Cuenta el gran ‘Chaqueta’ que en 1948 es cuando comienza su larga historia en el golf, pues cuando tenía apenas doce años llegó por casualidad al Club Campestre.

“ Yo de niño trabajé en el campo tirando machete, pero con el tiempo me salieron ampollas en las manos y no quise seguir más en esa labor. Le dije a mi papá, quien trabajaba en el tren (Cartagena-Calamar) que quería estudiar y vivir en Cartagena”, dijo ‘Chaqueta’.

Este pedido de aquel jovencito, caló en su padre, quien hizo todas las gestiones para hacer realidad su sueño.

Se mudaron al barrio El Bosque de Cartagena en el sector Buenos Aires. Ingresó a un pequeño colegio, donde había un profesor muy severo, que era muy temido en se época.

Su apodo de ‘Chaqueta’ se lo pusieron sus compañeros de colegio ya que Osvaldo Narváez solía jugar con sus amiguitos vestido con la chaqueta del colegio sin otras prendas que les cubriera sus partes íntimas. Dijo que no le daba pena.

Su inició en el golf fue de casualidad. Ocurrió después de que se mudaran para el barrio San Isidro. Así fue que llegó al Club Campestre, ubicado en Ceballos.

Relata que un día caminando por los alrededores del Club Campestre un señor le dijo que si quería coger bolsa.

Llegó a su casa con el dinero que le dieron ese día y su mamá le dijo de dónde lo había sacado y con quién había estado. Comenzó como caddie, pero poco a poco fue practicando golf de manera rudimentaria (como los Picapiedras) con palos hechos en ramas de totumo.

El caddie en el golf
Caddie o caddy son términos de lengua inglesa utilizados también en español​ para designar a la persona que asiste a un golfista durante la práctica de su deporte. La asistencia proporcionada por el caddie incluye llevar la bolsa de palos del jugador, asesorarle sobre las condiciones de juego de la cancha, hacer recomendaciones sobre el palo a elegir para obtener una distancia o tipo de golpe deseados y dar apoyo moral al golfista. Al parecer, el término caddie tiene su origen en la negligencia de los escoceses al hablar. Se dice que a los pajes de la corte de la reina María Estuardo se les llamaba cadet en francés. El nombre de estos cadetes se fue degenerando hasta llegar al más familiar caddie. En la región de Edimburgo se llamaba así a todos los que hacían trabajos ínfimos, como mozos de cuerda, barrenderos, mozos de cuadra, etc.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Home

DE INTERÉS