Home


Este es el síndrome que padecen las mujeres que atraen hombres casados

Existen mujeres a quiénes sólo les atraen los hombres casados. Hoy te contamos sobre algunas claves de este síndrome.

JUAN SEBASTIÁN RAMOS

16 de enero de 2023 04:58 PM

En reuniones con amigos es muy común escuchar historias sobre la vida íntima de otras familias; pequeñas anécdotas sobre vivencias de parejas, y lo que muchas tienen en común es la aparición de un tercero, bien puede ser hombre o mujer.

Nadie está exento de que le sean infiel, y en la Costa Caribe hay diferentes formas de llamar a aquella tercera persona del sexo femenino; algunos con sutileza les dicen “la querida” o “la otra”. Otros, con una lengua mucho más atrevida y picante, usan términos como “la cachona”.

Lea también: Ghosting: te dejó y te bloqueó, una tendencia para terminarte sin razones

Los “cachos” hoy son la comidilla de las redes sociales, y la vida íntima de Shakira es un claro ejemplo de ello. Los comentarios y memes de muchos cibernautas no dejan de circular.

Sin embargo, este término que puede ser gracioso para algunos, puede resultar más serio de lo que creemos; el síndrome de la Fortunata es una realidad y hoy te hablaremos sobre las mujeres que lo padecen.

Todo empieza por la envidia

¿Has conocido a alguien con tendencia a gustarle todo lo ajeno?, una persona cuyo deseo se encamina a obtener todo lo que se le presenta como inalcanzable.

Sin bien, todos en la vida hemos querido algo ajeno, un trabajo, una habilidad, el físico o el bien material de otra persona, este término está patentado como envidia sana y es válido... El problema es cuando algunas persona no tienen dominio de esto y comienzan a conspirar.

Este fenómeno activa una alarma cuando la persona no solo desea lo ajeno, sino que hace todo lo posible por conseguirlo.

El síndrome de la Fortunata

La explicación psicológica sobre este caso tiene nombre y apellido: el síndrome de Fortunata, mujeres que se involucran afectivamente con hombres casados, estableciendo relaciones de dependencia con ellos.

¿Por qué se fijan en hombres casados?

El esquema radica en el deseo de aquello que no poseemos, que no es nuestro, y que es el primero de los preceptos que se cumplen en el síndrome de Fortunata. En estas personas se trata de lo siguiente: si en el plano de lo real no es mío sino de otra, cualquier aspiración de compromiso tiene que pasar por el filtro de la fantasía.

La imaginación funciona en este caso como agente encargado de potenciar los sentidos, sensaciones y expectativas que con mucha seguridad quedan lejos de todo pronóstico objetivo.

Lea también: Las 10 indirectas de Shakira a Piqué y Clara Chía en su nueva canción

En otras palabras, estas personas idealizan y crean un mundo con una persona que está fuera de sus posibilidades o lejos de brindarles esa exclusividad que tanto merecen. Todo el tiempo están creando su propio cuento con príncipes, princesas y castillo.

Hay algo de lo masoquista que se mueve en las relaciones imposibles, donde la intensidad del amor se mide por la intensidad del sufrimiento.

¿Cómo tratar esto?

Según el portal “Psicología y Ment”, tratar el síndrome de Fortunata es complejo e implica un conjunto de estrategias muy similares a las empleadas en el trastorno de personalidad dependiente.

1. Lo primero es analizar los pensamientos, creencias y emociones del o la paciente respecto al amor romántico y respecto a su relación con su objeto de deseo.

2. Será posible intentar trabajar en la toma de conciencia del problema que supone la vinculación o la focalización en la persona casada, reestructurando poco a poco las cogniciones del sujeto y haciéndole ver el sufrimiento y las limitaciones que le genera.

Lea también: Video: Piqué y Clara Chía festejaron su primer aniversario por todo lo alto

3. Hay que trabajar en la desvinculación respecto a la persona en cuestión y la prevención de respuestas para que no recaiga con la misma persona o bien que no llegue a volver a establecer otra relación igualmente disfuncional.

4. Deberá trabajarse también la autoestima y la adquisición de independencia, así como la focalización en uno mismo.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS