Las tres grandes vueltas resisten y miran con inquietud su futuro

05 de abril de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El calendario del ciclismo internacional ha quedado en el dique seco después de la decisión de la UCI de aplazar todas las carreras hasta el 1 de junio.

Sin primavera, las tres grandes miran con inquietud su futuro: El Tour resiste la tormenta del coronavirus, el Giro pide fecha y la Vuelta a España mantiene los planes.

Todas las miradas se centran en el Tour, que se resiste a los datos demoledores de la pandemia y se ciñe, de momento, a las fechas previstas, del 27 de junio al 19 de julio. A mediados de mayo tomará la decisión, asegura su director, Christian Preudhomme, pero deja claro que el Tour sin público, como propone el Gobierno francés, no se va a celebrar.

Las carreras han caído por efecto dominó desde que finalizó la última prueba que se pudo disputar, la París Niza. Las clásicas de primavera con sus monumentos se esfumaron, Cataluña, País Vasco, el Dauphiné, Vuelta a Suiza y el Giro. Todas ellas esperan una reubicación en el calendario, si lo permite el virus. Y ahí viene el problema. La UCI, de acuerdo con los organizadores, equipos y corredores, ha zanjado el debate hasta el 1 de junio. Mientras, cada uno se busca la vida. El Giro lanza la onda de amoldar fechas y mira a la Vuelta, insinuando una prueba de menos de 3 semanas. Pero la Vuelta haba de salvaguardar el Tour y de no recortar los días de competición de la ronda nacional.

Mientras la pandemia provoca caos organizativo y económico, el ciclismo mira impaciente su evolución. La temporada está en serio riesgo. Un virus marca la pauta, los demás, a esperar.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Home

DE INTERÉS