Home


Preocupa el desistimiento para la compra de viviendas de interés social

Guillermo Herrera Castaño, presidente ejecutivo Camacol se refirió a la crisis que atraviesa el sector por el cambio de las políticas de vivienda del actual gobierno.

AMAURY CASTELLAR MATOSO

26 de noviembre de 2023 12:00 AM

El sueño de tener vivienda propia de miles de colombianos se ha frenado y/o desistido por las tasas de interés y por los cambios que el Ministerio de Vivienda le hizo al programa ‘Mi Casa Ya’. Actualmente las constructoras ven con preocupación cómo las ventas de Viviendas de Interés Social (VIS) se han venido a pique pese a los anuncios del Gobierno de incentivar a dicho sector. Lea: ¿Quieres comprar vivienda en Cartagena? Así puedes aplicar a ‘Mi Casa Ya’

“La ministra de Vivienda dijo en Cartagena que iba a recuperar el esquema de preventas. (...) Hace más de un mes en Barranquilla anunció que iba a hacer unas preasignaciones. No conocemos en detalle cómo funcionaría presupuestalmente este nuevo esquema, simplemente hemos tenido unos anuncios, pero sobre esos anuncios algo que se debería destacar es que la presignación en principio priorizaría la Vivienda de Interés Prioritario (VIP)”, dijo Guillermo Herrera Castaño, presidente Ejecutivo de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol). También le puede interesar: Consulte si fue beneficiado con los nuevos cupos de Mi Casa Ya

Y continuó: “La vivienda de interés prioritario hoy solamente es el 10% de la oferta total de vivienda en Colombia, es decir, que estaría priorizando sobre un segmento muy reducido entre otras cosas por las dificultades que hay en los principales centros urbanos para producir este tipo de viviendas por el precio del suelo”.

Contó que los niveles de rendimiento para producir viviendas VIP no son amplios en el país, pues no hay una gran oferta: “De hecho, de ese 10% -digamos que es la oferta total- pueden ser unas 9.000 unidades en oferta que actualmente tenemos, el 88% de las unidades están en las grandes ciudades que, de alguna forma va a en contravía con sus objetivos de política para desconcentrar la asignación de subsidios. ‘Mi Casa Ya’ resolvió algo que era muy importante para los usuarios de menores ingresos y es que antes de que se creara el programa si un hogar de menos de dos salarios quería comprar una vivienda con subsidio, tenía que comprar VIP”.

De acuerdo con Herrera, el programa logró que una persona en estado de pobreza pudiera tener mejores activos, pues en 2022 el 80% de los beneficiarios eran hogares que ganaban menos de dos salarios mínimos.

Desistimiento

Resaltó que desde 2008 las políticas de vivienda habían tenido una calificación positiva, pero que hoy es negativa. “Aquí se hacen unos cambios con dos objetivos, es decir, profundizar la focalización porque ‘Mi Casa Ya’ no llegaba a los hogares pobres y ampliar la cobertura territorial porque supuestamente este programa se quedaba en Bogotá, Medellín y grandes ciudades. La realidad es que ‘Mi Casa Ya’ focalizaba muy bien, de hecho, con cifras del mismo ministerio se puede evidenciar que el programa arrancó en 2015 (solo para hogares que ganaban más de 2 smmlv), después se hace una modificación para que entraran los que tenían ingresos inferiores a 2 smmlv”, enfatizó.

El funcionario indicó que se sentaron con el DNP, tomaron las cédulas de todos los hogares que fueron beneficiarios entre el 2021 y 2022, donde se evidenció que 130 mil hogares eran beneficiarios y encontró que 66 mil tenían Sisbén: “Encontramos que solo el 5% estaba por fuera de los límites de entrada al programa. Ese porcentaje es mínimo, pero lo importante es que la mayoría de los hogares están en el corte de priorización del Sisbén que hoy exige el ministerio, mostrando que el programa sí focalizaba bien”.

El presidente ejecutivo de Camacol citó un informe de Galería Inmobiliaria, empresa que se dedica a hacer estudios de mercado para este sector, ellos analizaron sobre qué pasó con los 23 mil hogares que este año desistieron a la compra de vivienda de interés social.

“Esos 23 mil representan un incremento del 128% en el número de hogares que desistieron este año frente al anterior. Según este estudio, de los 23 mil hogares que desistieron de la compra de vivienda por la tasa de interés fueron el 12%; un 25% se colgó cuando estaba pagando la cuota inicial, pero el 45.5% lo hicieron por los cambios en la política de vivienda”, acotó Herrera.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS