Home


The Mills, la fusión de ritmos y emociones

Haciendo arte bello, esta banda se ha dedicado a fomentar el interés por las cosas buenas.

HEIDI LLANES

23 de febrero de 2024 12:00 AM

Consolidados en la escena musical con una mezcla única de melodías atrayentes y letras introspectivas que exploran temas universales como el amor, la esperanza y la lucha personal, la banda bogotana ha cautivado audiencias con su distintivo sonido que fusiona pop, rock y electrónica.

La propuesta que desde su formación ha traído The Mills se caracteriza por letras profundas y emotivas, las mismas que han dejado una huella indeleble en la industria. Su disco debut, “Babel”, marcó de inmediato el ascenso que aún mantienen sus talentosos integrantes.

En constante evolución, Álvaro Charry “Bako”, Jorge Luis Bello “Geogy”, Diego Cáceres “Dizee”, Ramón Gutiérrez “Ray”, Diego Cadavid y Luis Fernando Charry, continúan reinventándose y explorando nuevos sonidos, sin perder la esencia de la banda.

Nuevamente la banda hace gala de su propuesta y presenta “Yo sé que hago mal”, el tercer lanzamiento de su próximo álbum, el cual se espera esté listo a mediados de este año y que reafirma la línea de calidad que se ha mantenido a lo largo de sus 15 años de carrera.

La banda es para tocar música en vivo y componer música nueva, y en eso nos divertimos mucho”

The Mills

Entre éxitos y nuevas creaciones, se desarrolla la cotidianidad de esta banda que en esta entrevista logra plasmar un poco de su ADN, al tiempo que comenta las impresiones de sus miembros sobre la actualidad y la industria.

¿Cómo describen ese estilo musical que identifica a la banda?

Hace poco hicimos un concierto en Bogotá y nos pareció increíble que estuvieran muchos jóvenes cantando letras nuevas como si las hubieran escuchado toda la vida. Fue interesante pensar si somos la banda que trae canciones de amor, o si conectamos con la gente actual, y esa es la respuesta, porque si bien evolucionamos, encontramos sonidos que nos han permitido conectar con las nuevas generaciones.

¿Cuál ha sido la mayor inspiración al tener tantos integrantes?

Somos una banda con gustos distintos, pero hay ideas centralizadas, las letras son de Bako, quien siempre cuenta sus historias, entendemos que para un cantante no es fácil interpretar lo que no escribió, mientras nosotros somos la parte musical y de arreglos.

¿De qué manera se ha dado la evolución del sonido?

Al principio éramos más rockeros, pero actualmente hemos evolucionado y nos gustan los sonidos que van saliendo. Hemos bajado un poco el protagonismo a las guitarras, y se le ha dado más a las programaciones, a los sintetizadores, efectos en la voz y a una producción moderna. En este disco nuevo nos vamos a un sonido más íntimo, con pocos instrumentos, pero contando historias importantes con la voz.

¿Cuál es el aspecto de ser músicos que les resulta más gratificante?

El premio y lo grato de estar en este proceso es poder hacer shows en vivo, y es precisamente eso lo que nos ha mantenido unidos en todo este tiempo. En la banda hemos creado una hermandad y ese cariño y respeto se refleja al llegar al escenario en una sinergia mágica.

¿Cuál es la canción que mejor se interpreta en vivo?

“Quisiera” hace parte del nuevo sonido de la banda y “Un eterno loop sin fin”, por ese bajo distorsionado que lo convierte en un buen tema rockero.

¿Han experimentado algún desafío significativo?

Poner de acuerdo a varias personas no es fácil, entonces podemos decir que lo que mantiene a esta banda no es el proyecto, ni la música, es la amistad tan grande que nos une. El desafío es saber cómo somos de distintos todos para avanzar a pesar de las diferencias.

¿Cómo manejan la presión de los fans y la industria?

Somos rockeros de alma y corazón, pero desde hace algún tiempo le decimos a nuestros seguidores que hacemos música, somos inquietos sonoramente y la banda tiene influencia desde rock, metal, hasta rancheras, por eso pedimos que escuchen a The Mills, que siempre tiene algo que ofrecer.

¿Qué mensaje quieren llevar con sus letras?

Claramente lo que más se habla desde la música es el amor. También tocamos el desamor, las pérdidas, el placer, la familia y esas cosas con las que todos se identifican. No conocemos hasta ahora un reggaetón que haga llorar, pero siempre habrá alguien llorando con “Guadalupe” en un concierto de The Mills.

The Mills, la fusión de ritmos y emociones

¿Cómo describen el impacto cultural de su música en Colombia?

Es grato poder decir que dos mil personas compran boletos para ir a un concierto de una banda de rock. Creemos que hemos impactado y aportamos a la industria ese flujo de consumo de música hecha en Colombia.

¿Qué es lo que más disfrutan del proceso en estudio?

Nos encanta experimentar.

Hablemos del próximo álbum, ¿Qué trae?

Es un álbum compuesto por seis actos, es como la historia de una relación desde cuando se empieza a conocer a alguien, se aman profundamente, hasta cuando las cosas empiezan a salir mal y surgen los interrogantes. Ya hemos sacado tres canciones: “Eres”, “Quisiera”, “Yo sé que hago mal”, y próximamente llegará “Distintos”, que se enmarca en el proceso de enamoramiento.

¿Su opinión sobre la escena musical actual y hacia dónde creen que se dirige?

La música está apuntando demasiado hacia la fiesta, más allá de comunicar algo.

The Mills, la fusión de ritmos y emociones

¿Qué significa para la banda “Guadalupe”?

Amor. Puede sonar cliché, pero en realidad es anhelar con amor.

¿Cuál es el legado que les gustaría dejar como banda?

Un consejo. A quien quiera dedicarse a este oficio, que procure buscar buenos amigos y hacer una banda, pero antes, debe llenarse de amor y buena hermandad.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS