Cartagena se transforma con empredimientos de arte y cultura

11 de marzo de 2020 06:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En Cartagena cada vez hay más jóvenes que emprenden en la industria cultural y creativa. Esto lo evidencia la investigación del Centro de Estudios para el Desarrollo y la Competitividad (CEDEC), de la Cámara de Comercio de Cartagena, la cual reporta que la apertura empresarial y de emprendimientos en la ciudad creció, en promedio, un 5 % en los últimos cinco años, siendo las actividades relacionadas con el arte, entretenimiento y recreación uno de los sectores productivos de mayor creación.

En este despertar del interés de los jóvenes por emprender, hay un ecosistema favorable de organizaciones comprometidas con el desarrollo sostenible de las comunidades y el mejoramiento de la calidad de vida de la juventud de la región. Una de estas organizaciones es Surtigas, que mediante diversas iniciativas de cambio y la inversión social privada de la Fundación Surtigas, crea oportunidades para que los jóvenes alcancen su máximo potencial y sean agentes de cambio que transforman positivamente la sociedad.

Para llevar a cabo esta misión, la Fundación Surtigas diseñó el programa ‘Jóvenes con Valores Productivos (JVP)’, un proceso replicado en 22 territorios del Caribe colombiano, que centra sus esfuerzos en la superación de la alta vulnerabilidad de esta población a través del desarrollo y fortalecimiento de capacidades para su inserción a la vida productiva, desde un enfoque de derechos.

En Cartagena, JVP involucró a 667 jóvenes agrupados en 30 emprendimientos culturales, de las tres localidades y enmarcó sus acciones en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) No. 1 y 8: “fin de la pobreza” y “trabajo decente y crecimiento económico”, respectivamente. La iniciativa fue articulada con el Programa de Alianzas para la Reconciliación de USAID y ACDI/VOCA, y aliados estratégicos como Fundación Grupo Social, Funcicar, Universidad Tecnológica de Bolívar, el Comité por la Revitalización de las Fiestas de Independencia, Fundación Gabo, Corporación Cabildo, el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena y el Canal Cartagena.

Durante dos años, los jóvenes recibieron un acompañamiento integral que les permitió desarrollar y fortalecer sus capacidades, generar ingresos, integrarse a la cadena turística, económica y cultural de la ciudad y apoyar a la recuperación de la memoria histórica de Cartagena. El proceso facilitó múltiples espacios de formación, que permitió elevar los estándares de calidad de los emprendimientos y desarrollar modelos de negocios acordes a las necesidades del mercado y del ámbito empresarial competitivo.

“Gracias a Jóvenes con Valores Productivos pude obtener mejores ingresos. Ha sido una luz porque a través del proyecto aprendí a negociar, a presentar mi grupo en distintos escenarios, y ahora puedo decir que vivo tranquilo de la danza” aseguró Cristian Berrío participante del proyecto y líder de la agrupación All Afrik.

Los emprendimientos culturales fueron apoyados con una inversión superior a los $ 147 millones, representados en equipos audiovisuales, vestuarios, instrumentos, maquinarias y otros requerimientos de los emprendimientos culturales y recibieron acompañamiento y asesoría comercial para procurar su sostenibilidad.

Dentro de las líneas artísticas ofertadas por los emprendimientos focalizados se destacan la danza, música, artes plásticas, carpintería de ribera, grafitis, producción audiovisual, etnoturismo y ecoturismo.

Emprendimientos en clave de memoria y ciudadanía

Los participantes de JVP Cartagena, además de ser gestores culturales y emprendedores, son líderes y lideresas juveniles que vienen desarrollando actividades de incidencia territorial por el rescate de la memoria y las tradiciones históricas de la ciudad, permitiendo a las personas explorar su identidad cultural. Asimismo trabajan por promover el desarrollo social de Cartagena.

Este tipo de emprendimientos potencian el conocimiento, la creatividad y la cultura, y ayudan a la mitigación de riesgos causados por otras industrias. Permiten que los jóvenes tengan mayor libertad e independencia económica y obtengan ingresos reales para el desarrollo económico en sus familias, por medio del arte.

“Desde la Fundación Surtigas formamos empresarios culturales con altos valores ciudadanos, quienes desarrollan todo su potencial productivo en las diferentes cadenas de valor de las industrias culturales. Estos jóvenes tienen un sello diferenciador, pues han fortalecido su arraigo territorial y poseen un conocimiento muy amplio sobre memoria histórica y las prácticas y saberes tradicionales, lo que genera posibilidades de desarrollo en lo local”, dice Santiago Mejía, gerente de Surtigas.

“Les garantizamos que existe en la ciudad un grupo de jóvenes emprendedores capaces de ofrecer productos y servicios artísticos con gran valor cultural. Estos artistas y emprendedores, que quieren vivir dignamente a través del arte y la cultura, cuentan con toda la preparación para ofrecerle a la ciudad servicios y productos con altos estándares de calidad”, agregó Eduar Vargas, jefe de Proyectos de la Fundación Surtigas.

Logros alcanzados con el proyecto

1. Se logró un aumento del 30 % promedio de ventas por la totalidad de emprendimientos culturales, con respecto a los ingresos generados al inicio del proyecto.

2. Los emprendimientos participaron en más de 15 plataformas culturales y comerciales, permitiéndose la conexión entre oferta y demanda de servicios y productos con potenciales clientes.

3. Se logró reforzar conocimientos en memoria histórica, comunicación para el cambio social, emprendimiento; así como la estructuración, visibilización y posicionamiento de sus emprendimientos, permitiendo generar oportunidades para generar ingresos y mejorar la calidad de vida de los artistas.

4. Los colectivos de comunicación del proyecto realizaron la miniserie “Callejear Nuestras Fiestas” en alianza con Canal Cartagena. Se desarrollaron cuatro capítulos que resaltan iniciativas, manifestaciones y trabajos de gestores culturales de la ciudad.

Más sobre JVP
Desde 2006, el modelo Jóvenes con Valores Productivos de la Fundación Surtigas ha apoyado a más de 2 mil jóvenes de comunidades vulnerables en Bolívar, Córdoba y Sucre, para que tengan su propio negocio, generen ingresos y apoyen a su comunidad con una idea productiva. El modelo JVP se desarrolla en tres fases: ser, saber y hacer, y ha sido calificado como “socialmente rentable” por la Organización DIS (Desarrollo Innovación y Sostenibilidad S.A.S) debido a que el beneficio social generado en las comunidades, supera en un 5 % a la inversión realizada por las fundaciones.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.