Informe Empresarial


Contadores públicos, vitales en todo tipo de negocio

Más allá del aspecto contable, estos profesionales son esenciales para impulsar el crecimiento de cualquier tipo de sociedad.

EL UNIVERSAL

09 de marzo de 2021 06:00 AM

¿Todo negocio, sin importar su extensión, requiere un contador? La respuesta es sí. Así lo da a conocer Didier Sánchez Reinoso, CEO de la firma Russell Bedford DSA.

El especialista explica que el ejercicio de la contabilidad no es solo recopilar la información contable de una sociedad para que estas presenten y declaren sus impuestos.

Comenta que el contador público es ese experto que tras bambalinas permanentemente ayuda a impulsar el crecimiento de una sociedad sin importar su tamaño. Si bien, es cierto, que en el sistema empresarial estamos en un avance tecnológico impresionante y que muchas organizaciones están renovándose a través de las TIC para optimizar sus procesos, algo que es absolutamente maravilloso. No es menos cierto que las empresas necesitan de ese análisis financiero y un seguimiento constante que solo puede hacer el contador.

La contabilidad se ha convertido en un lenguaje universal, y las operaciones económicas que se realizan dentro de las empresas, sucumben ante normas internacionales que suponen ser un manual contable, que nos indican como es aceptable en el mundo la contabilidad.

Lo anterior, también abarca el lenguaje de la auditoría, que para fortalecer a las organizaciones se ha unificado a nivel mundial. Esto implica que el contador auditor adquiere un sinnúmero de habilidades que, en conjunto con su formación, le permite forjar un criterio contable que puede ser aplicado desde Colombia hasta China. Obviamente, es necesario que el contador o auditor conozca del negocio, entienda el lenguaje y hable el mismo idioma de su cliente.

Es imprescindible, definir el papel que cumple el contador público como el profesional encargado de estructurar, operar, diagnosticar y certificar todas las operaciones que en materia económica se ejecutan dentro de las empresas. Es que la responsabilidad que tiene no se limita únicamente a los directivos y gerentes de las organizaciones, estamos hablando de que el contador es ese profesional cuya firma es sinónimo de fe pública ante el estado. Es decir, que, a diferencia de muchos otros profesionales, el contador público carga además con el deber de responder ante la nación, por cualquier situación que en ejercicio de sus labores considere la administración pública debe rendir explicaciones.

Importantes para el país

Si un país quiere avanzar o emprender una lucha, por ejemplo, en contra del lavado de activos, requiere que dentro de las organizaciones exista un control sobre el ejercicio contable de dicha sociedad. Algo tan simple como constatar ingresos, costos y gastos que a diario realiza un contador o la emisión de un informe con salvedades realizado por un revisor fiscal, significa para el Estado una alerta para minimizar el riesgo de que una organización criminal pretenda dar apariencia de legalidad a los recursos generados de sus actividades ilícitas.

Por otro lado, vemos, como indistintamente de la forma en la que un país enfrenta una crisis que lo sacude económicamente, el contador público se convierte en un intérprete. Pasa a ser un orientador sobre la aplicabilidad de todo el compendio de normas que se expiden en medio de la crisis.

Una evidencia de ello, es la emergencia económica y social que padecemos actualmente, el gobierno nacional solo en las últimas semanas ha expedido más de 40 decretos en materia económica y social para contrarrestar la crisis.

Contador vs. tecnología

No es cierto que la tecnología va a reemplazar al contador, al contrario, es el contador quien debe aprovechar al máximo esta tecnología, dominarla y así mejorar su trabajo. A pesar de ser tan ventajosa, la tecnología trae consigo riesgos, como el fraude cibernético y la confidencialidad de la información; hoy se debe tener más precaución con la salvaguarda de la información contable del cliente. Es por ello que la tecnología por sí sola no garantiza que una organización sea autosuficiente sin la ayuda del contador.

Lo anterior, demuestra que independientemente de las circunstancias o la era que viva el mundo, la profesión contable estará vigente y que el contador es un experto que se hace indispensable no solo en el desarrollo de un país, sino en su reactivación económica en momentos de crisis o en sus luchas en contra de los flagelos que lo afecten.

Además, sin importar la extensión del negocio ni su ubicación geográfica, para que una organización sobreviva en el mundo empresarial, si o si, necesitará de un profesional resolutivo y capacitado que lo acompañe en materia contable y tributaria, así mismo, que sea capaz de asesorar al cliente en la correcta toma de decisiones que afecten a la empresa. Por esta y miles razones más todo negocio, sin importar su extensión, requiere de un contador.