Prohibición del plástico ¿la solución?

26 de agosto de 2019 12:00 AM
Prohibición del plástico ¿la solución?
Joaquín Quintero, propietario de una de las casas hechas con plástico reciclado en Ciudad del Bicentenario. // Luis E. Herrán.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Varios años y un par de intentos tuvo que esperar Joaquín Quintero para tener su casa propia, pero su espera fue recompensada enormemente con una vivienda poco común en Cartagena, hecha de plástico reciclado, convirtiéndose en uno de los primeros ciudadanos en ser propietario de una de estas.

“Mi calidad de vida ha mejorado notablemente, no solo porque ahora puedo ahorrar todo lo que gastaba en arriendo, sino porque vivo en un lugar fresco. Mi casa tiene láminas termo acústicas que impiden que los rayos del sol penetren por completo”, explicó Joaquín quien vive en el barrio Ciudad del Bicentenario.

Este operador de montacarga asegura que antes de ser beneficiario del programa Polihábitat de Esenttia, con el apoyo de Granitos de Paz y Actuar por Bolívar, intentó aplicar a los programas de viviendas subsidiadas del Gobierno, pero por dificultades en los trámites ante las entidades bancarias, no logró reunir la cuota inicial requerida, por lo que desistió.

“Mi familia y yo estamos felices porque además de tener nuestra casa propia, hacemos parte de una iniciativa a favor del medioambiente y de nuestro futuro. Motivo a mis compañeros de trabajo para que se postulen a próximas convocatorias de Polihábitat y espero que este proyecto se siga expandiendo en la ciudad y en el resto del país”, indicó el hombre quien vive con su pareja y sus dos hijos en el inmueble hecho con material reciclado.

Joaquín cuenta que, a pesar de que su casa no es de materiales tradicional, se siente seguro en ella.

“Ya hemos pasado varias tormentas y nunca nos hemos sentido en peligro”.

Esta es una de las grandes puertas que abre la disposición adecuada de los residuos plásticos, no solo logrando el aprovechamiento de materiales que tomarían cientos de años en desintegrarse, sino brindando alternativas para un mejor bienestar de las familias.

Reutilización está regulada

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo se pronunció, en marzo pasado, sobre un proyecto de ley para regular envases de un solo uso, en bebidas y alimentos, explicando que en el país está regulado el aprovechamiento y reutilización de los desechos sólidos.

Lo anterior, en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el cambio climático y la economía circular; de manera articulada con otras entidades públicas como el Ministerio de Vivienda y el Departamento Nacional de Planeación; con lineamientos que incluyen a los fabricantes y a los consumidores finales de envases y empaques, para una gestión integral de los residuos.

“Es importante destacar que los elementos de plástico de un solo uso, utilizados para el consumo de alimentos y bebidas, se pueden recuperar por medio de la reutilización, el reciclaje, la valoración energética y/o el coprocesamiento, con el fin de incorporarlos al ciclo productivo”, dice la misiva del Minambiente.

El pronunciamiento también destaca que en el país ya hay empresas que se dedican a la transformación del poliestireno expandido de uso único (icopor) a plástico común, para fabricar sillas, lapiceros, peines y demás elementos.

“No se considera necesario la expedición de un proyecto de ley para regular la fabricación, comercialización y distribución de elementos plásticos de un solo uso, utilizados para el consumo de alimentos y bebidas, puesto que ya existe una resolución que busca reglamentar la gestión ambiental de dichos residuos”, puntualizó el Minambiente.

La deuda ecológica y el costo de los alimentos aumentaría inevitablemente

A pesar de que están surgiendo iniciativas de algunos grupos que buscan prohibir progresivamente la producción del plástico, estudios y expertos han demostrado que tal propuesta traería consecuencias como el aumento del costo de los alimentos, lo que acentuaría la poca capacidad económica de las familias, en condición de pobreza, para acceder a ciertos productos de la canasta familiar. Lo anterior se debe a que el plástico es mucho más económico que los materiales alternativos, por lo que los costos de producción y transporte se incrementarían ante la prohibición del plástico.

Adicional a esto, el plástico conserva mucho mejor los alimentos, extendiendo su vida útil y reduciendo los desperdicios de comida hasta en un 75%, según un informe del Consejo Estadounidense de Química y la empresa de contabilidad ambiental Trucost.

La industria plástica propone una transición hacia una economía circular, que busca aprovechar los residuos y extender la vida útil de los productos a través del ecodiseño, la reparación, la remanufacturación, la reutilización, la innovación, el reciclaje y los nuevos negocios inclusivos.

Un reto para ti

1. Separa tus residuos plásticos en una bolsa y tómate una foto entregándolos al reciclador más cercano o al Centro de Acopio Cartagena Amigable .

2. Sube la fotografía a Facebook o Instagram (deberás tener tu perfil público), etiquetando a @Esenttia.

3. Los 5 concursantes con más “me gusta” recibirán un obsequio sorpresa. El conteo de likes será el 6 de septiembre de 2019 a las 9 a. m.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.