<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Muriel y Zapata anotan con el Atalanta

Los colombianos fueron figuras en la goleada ante el Torino en la Serie A de Italia.

EFE

El Atalanta, rival del Valencia en los octavos de final de la Liga de Campeones, aplastó 7-0 este sábado al Torino en la vigésima primera jornada de la Serie A italiana, con un triplete del esloveno Josip Ilicic, un doblete del colombiano Luis Muriel y un gol de su compatriota Duván Zapata, unido a un tanto del alemán Robin Gosens.

Horas después de que el Valencia doblegara con autoridad al Barcelona en Mestalla, el Atalanta respondió con otra actuación inapelable en el campo del Torino y alcanzó momentáneamente al Roma, que jugará este domingo el derbi contra el Lazio, en la cuarta posición.

El equipo de Bérgamo encarriló su victoria con una sobresaliente primera mitad, en la que Ilicic firmó el 1-0 al aprovechar una gran asistencia del argentino José Luis Palomino, Gosens anotó un golazo de volea desde fuera del área para el 2-0 y Duván se reencontró con el gol al transformar una pena máxima con seguridad (3-0).

El delantero colombiano, que estuvo más de tres meses de baja a causa de una lesión sufrida en octubre en un Colombia-Chile, no marcaba en la Serie A desde el 6 de octubre y lleva ahora siete dianas ligueras.

La ya complicada situación del Torino empeoró aún más en la reanudación, en la que Ilicic completó su doblete entre el 51 y el 55 con un golazo desde el centro del campo incluido.

En el tramo final, el Torino se quedó con nueve hombres por las expulsiones a Armando Izzo y al serbio Sasa Lukic y sucumbió definitivamente ante un doblete de Muriel (m.86 y m. 88), anotado desde el punto de penalti y a pase del argentino Alejandro Gómez, tras saltar al campo en el 83.

Fue una goleada contundente para los hombres del técnico Giampiero Gasperini, que también golpearon al poste con el argentino Alejandro Gómez y que lucen la mejor delantera de Italia, con 57 goles en 21 partidos.

En esta campaña, el Atalanta ya había metido siete goles al Udinese y cinco a Milan y Parma.