<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Egresada de la antigua ‘Femenina’ es ahora una exitosa escritora

Alexandra Benedetti es una escritora cartagenera que intentó huir a la literatura, pero finalmente se dejó envolver por las letras y hoy promociona su segundo libro.

Mucho se ha hablado de los hilos de la vida, esos que te conectan a personas u objetivos en específico y que tarde o temprano te van a unir a tu destino. Alexandra Benedetti prefiere llamarlos ‘Hilos invisibles’, esos que desde muy niña la conectaron con lo que hoy es su más grande proyecto: ser escritora.

Alexandra cursaba el grado décimo cuando se enfrentó a una de las experiencias más traumáticas de cualquier adolescente: perdió el año escolar. Algo que, sin duda alguna, la marcó de por vida, pues no logró pasar matemáticas, una de las materias más temidas por los estudiantes. Lea aquí: ¡De admirar! Mujer mecánica cartagenera revela los secretos de su historia

Luego, al repetir el año y por fin lograr graduarse en la Institución Educativa Soledad Acosta de Samper, antes llamada ‘La Femenina’, decidió presentarse en la Universidad de Cartagena; fue una joven criada únicamente por su madre, quien se desempeñaba como auxiliar en enfermería y lo que ganaba solo le alcanzaba para los gastos básicos del hogar, así que a Alexandra le tocaba pasar en una institución pública para poder superarse, además, cuenta que su mayor motivación en ese momento era el dinero, así que escogió una carrera con la que creyó que podría alcanzarlo: Administración de empresas.

Lastimosamente, las cosas no iban muy bien para la joven Alexandra, no pasó en aquella carrera con la que vio la oportunidad de adquirir el estatus económico que soñaba. Fue entonces cuando la psicóloga de su colegio le propuso estudiar Literatura y Lingüística, algo en lo que se destacaba, pero ella, terca y caprichosa, rechazó esta oportunidad, sin imaginarse todo lo que vendría para su vida.

Algo que caracteriza a esta escritora es el ‘perrenque’, ese que aprendió de su madre, a quien, con voz entrecortada y lágrimas en los ojos, recordó verla llegar a casa con los pies adoloridos, los ojitos apagados y el aliento casi nulo después de pasar un largo turno de trabajo.

“Mi mamá pasó por momentos muy difíciles en mi crianza, éramos las dos solitas contra todo, en realidad mi padre estuvo siempre ausente, así que ella daba todo su ser por verme bien, verme feliz, verme victoriosa, le agradeceré toda la vida por haberme convertido en la mujer que soy”, aseguró tras deshacerse en lágrimas.

Un nuevo comienzo

La sensibilidad siempre ha sido una de sus mayores cualidades, Alexandra logra sentir y percibir hasta el dolor de las hojas de los árboles al marchitarse y caer al suelo. Fue así como se dejó llevar por sus emociones y se fue a la fría capital del país a trabajar como bailarina; con el pasar de los años fue perfeccionando su técnica y logró trabajar en importantes producciones como ‘Sábados felices’ y otros programas de entretenimiento, hasta que un día, un director escuchó que ella quería ser actriz, así que audicionó para un protagónico, pero en su presentación le fue igual que en décimo grado con las matemáticas... “¡Vaya a prepararse!”, fueron las palabras del productor que la hicieron dar un giro a su vida. Le puede interesar: ¿Han habido, ha habido o ambos? El eterno error que hasta Bad Bunny comete

Benedetti se preparó en la actuación y consiguió participar en ‘Padres e hijos’, sin embargo, su sueño de ser famosa seguía en pie y no se rendiría hasta conseguirlo, así que audicionó para una producción en México y lo consiguió, se fue para México y allá se enamoró, se casó, se profesionalizó como actriz y continuó con su visión de ser reconocida, pero una tarde cualquiera, de esas en las que caminas por las calles de la ciudad sin ningún rumbo fijo, se topó con una tienda que tenía a la venta una máquina de escribir antigua, al verla, de manera inmediata todos sus sentidos se direccionaron a ella y el deseo de tenerla fue creciendo dentro de sí, de manera que compró su primera máquina de escribir.

“Fue una conexión grandísima que sentí con esta máquina de escribir y me la compré”

Alexandra Benedetti.

Y continuó: “Pues no tenía para comprar una computadora. Ese fue otro hilo invisible de la madre literatura y en esa máquina de escribir antigua escribí mi primer guion, después de eso ya no hubo vuelta atrás, me enamoré de la literatura”, dijo con gran emoción.

Enamorada de la literatura

Alexandra se casó con quien ha sido el amor de su vida y junto a él se fue a vivir a Estados Unidos, pero antes se preparó en Creación literaria en México, sin embargo, como no podía trabajar aún en el país norteamericano por no tener los documentos requeridos, comenzó a escribir su primer libro titulado ‘Soñar despierta’, donde cuenta toda su experiencia en el camino hacia la literatura, además de dar tips sobre cómo comenzar tu proceso de autoconocimiento, que considera como parte fundamental de la vida.

Pero no solo eso, en la actualidad, Benedetti está promocionando su segundo libro llamado ‘Bendita’, una historia de mujeres en la que honró a sus raíces cartageneras, pues la historia se desarrolla aquí, en la Heroica; los personajes hablan nuestra jerga, todo con el fin de dar a conocer al mundo un poco más de la Cartagena. Lea también: Confesiones de un historiador e influenciador de arte: Miguel Ángel Cajigal

Alexandra Benedetti sigue formándose como una escritora y en su proceso le seguirá contando a sus casi 2 mil seguidores en Instagram un poco sobre las historias que se viven en la Cartagena real, esa de donde ella proviene.

Más noticias