Madrid se agita con los banderazos de River y Boca

09 de diciembre de 2018 11:36 AM
Madrid se agita con los banderazos de River y Boca
Las “fan zon” del River Plate y Boca Juniors vivieron una mañana tranquila en la previa de la final de la Copa Libertadores. //EFE.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Centenares de aficionados del River Plate, convocados por la Filial de Madrid, se dieron cita en la Puerta del Sol, centro de la capital de España, para hacer un espectacular “banderazo para la final del mundo” que disputarán el domingo por el título de la Copa Libertadores frente a Boca Juniors.

La concentración de aficionados de River, autorizada por la Delegación de Seguridad, dio un color especial al centro de Madrid, repleto de gente por ser fin de semana y festivo nacional con la consiguiente presencia masiva de turistas y madrileños en sus días libres.

En el banderazo hubo presencia de aficionados de las cuatro filiales españolas de River Plate (Madrid, Málaga, Valencia y Barcelona), pero también de numerosos hinchas recién llegados de Argentina con motivo de este partido.

Desde las filiales españolas se está pretendiendo “demostrar al mundo que River es Mundial y Madrid es de River” y la fiesta se puede desarrollar “en paz y sin incidentes”. Por ello, el ambiente de fiesta que llevan pregonando durante varios días en sus redes sociales se hizo patente en este banderazo en el que los cánticos, la banderas, las bufandas e, incluso, los paraguas fueron protagonistas.

Lo que apenas se vio fueron aficionados de Boca Juniors paseando por el centro turístico de Madrid. Los pocos que hubo no se sumaron a la fiesta, pero sí respetaron el momento de euforia deportiva de sus rivales. “Rivales en la cancha pero amigos fuera”, se escuchó también entre los asistentes.

“En las buenas y en las malas a la cancha yo voy. Te hemos venido a ver, a alentar, no podemos perder, hoy tienes que ganar. Vamos River Plate”, fue uno de los cánticos más repetidos en una fiesta que media hora antes de la hora prevista de inicio ya había comenzado.

Los aficionados de River Plate seguirán su fiesta en la Sala Lolita, a escasos trescientos metros del estadio que acogerá el encuentro.

Color e ilusión

Por su parte, los aficionados del Boca Juniors se reunieron a las puertas del hotel Eurostars Suites Mirasierra, lugar de estancia de su equipo en Madrid con miras a la final de la Copa Libertadores ante el River Plate, para celebrar el tradicional ‘banderazo’.

El acto, fue en esta ocasión una multitudinaria fiesta en la calle que contó con presencia de ‘xeneizes’ llegados de distintas partes del mundo a fin de poder presenciar un choque que será histórico.

Poco antes del mediodía en Madrid, los seguidores comenzaron ya hacerse notar los primeros que acudieron a la convocatoria, entre ellos un gran número de personas pertenecientes a la peña que la entidad tiene en la capital de España.

Equipados con instrumentos musicales y vestidos con los colores del club, se fueron sucediendo los cánticos de ánimo así como los de crítica hacia el eterno rival mientras aumentaba el número de los congregados.

Cerca de ellos miembros la Policía Nacional que intentaban poner orden y al mismo tiempo facilitar el tránsito de los coches por la zona, algunos de los cuales hacían sonar sus bocinas como muestra de respaldo.

Había también numerosos periodistas y cámaras no solo españoles y argentinos sino alemanes o italianos entre otros. Ninguno quería perderse detalle de lo que acontecía mientras esperaban la llegada del autobús que debía trasladar al plantel desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, su lugar de entrenamiento, hasta el hotel de concentración.

Cuando los futbolistas se dejaron ver fue el punto álgido de la jornada con la gente deseosa de hacerles llegar a los suyos el apoyo.

Uno a uno los integrantes de la plantilla fueron bajando del vehículo y posteriormente, en grupo, se dirigieron hacia la zona donde se encontraban los aficionadas para saludarse y agradecerles el gesto. Acto seguido accedieron al recinto para descansar y seguir preparando el duelo.

“Vivimos las horas previas con muchísimos nervios. Vinimos aquí para desahogarnos un poco porque estar en casa y esperar es imposible. Los nervios son imposibles de controlar”, explicó Marcelo Escobar, integrante de la peña de Boca Juniors en Madrid.

“Fue espectacular, el acto estuvo muy bien organizado. Además sirve para que la gente vea que podemos convivir tranquilamente sin ningún tipo de problemas. Vinieron de todos lados, no solo de Argentina. Había chicos de París, de Miami, de Inglaterra...”, comentó.

Por otro lado explicó cómo han vivido las jornadas previas en el organismo al que pertenece: “Estos días fueron realmente complicados por el requerimiento de la prensa de Argentina y también de España. Nos vimos desbordados”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE ${SectionName}

DE INTERÉS