Multimedia


Bocachica: compran entre $200 y $300 mil en agua al mes

Esta semana, el alcalde visitó el corregimiento para contar que tendría agua potable a diario, pero aún no se ha dado. Así han sobrevivido.

WENDY CHIMÁ P.

20 de septiembre de 2020 12:00 AM

Históricamente los habitantes del corregimiento de Bocachica, en Tierrabomba, han padecido por la falta de agua potable. Aunque están rodeados de agua, sufren por la ausencia preciado líquido para el consumo humano y del cual ningún ser vivo debería ser privado. Esta comunidad no ha sido beneficiada con este servicio a diario en sus casas y el agua que utilizan para el día a día deben comprarla por pimpinas, afectando así el bolsillo de estas familias que, ahora por la pandemia, han estado un poco ‘golpeadas’ económicamente.

“Desde hace años hemos estado pidiendo el acueducto para poder tener agua potable en nuestras casas y que salga del grifo, pero no ha sido posible. Cabildantes de la comunidad llevaron esta problemática hasta la Corte, donde fallaron a favor de nosotros y ahora el Distrito de Cartagena deberá cumplirnos, así como lo dice la sentencia T012 de 2019”, afirma Ferner Fortich, veedor del Consejo Comunitario de Bocachica.

El día a día

Esta comunidad, con más de 9 mil habitantes, divididos en 4 barrios, gasta en promedio entre $200 mil y $300 mil por familia al mes comprando pimpinas de agua para su uso diario, lo que se incrementa cuando van a lavar la ropa o los baños pues deben comprar más litros de agua.

“Es un gasto a diario. Cada pimpina cuesta 1.000 pesos y si compramos 8 al día son $8.000, multiplicado por 30 días da $240 mil pesos. A eso súmele los días en que debemos comprar más agua para lavar y limpiar el baño, lo que hace que el gasto sea mayor”, comentó Jarlewys Castro, presidente del Consejo Comunitario de Bocachica.

María, otra habitante de este corregimiento, vive con su esposo, dos hijos y su padre. Por ser 5 miembros en la familia, en el día a día deben comprar entre 8 y 9 pimpinas de agua, pues “siempre está el gasto de tomar agua, cocinar, lavar la loza, lavarnos las manos, como ahora toca más seguido para evitar el virus, uno coge más de lo que se debería, más cuando se tiene un niño pequeño”.

Cada pimpina o tanque de agua puede almacenar entre 20 y 24 litros de agua, lo que hace que por cada miembro de la familia sea reducido el uso de este preciado líquido.

“Cuando me toca lavar, que para ahorrar según dice uno, lo hago una vez a la semana y ese día toca comprar las 7 pimpinas para el uso diario y a parte compramos 3 o 4 más, pues como somos varios miembros es más ropa y toca usar agua para la primera lavada, la enjuagada, para la lavadora, en fin, para todo y eso gasta más”, aseguró.

¿Cómo consiguen el agua potable?, la comunidad explica que, anteriormente, debían viajar hasta Cartagena para aprovisionarse de agua que luego, ya en la isla, era depositada en una alberca comunitaria, donde todos podían ir y conseguir algunos litros. El agua de mar solo la usan para bajar el inodoro.

“La gente cree que cuando uno no tiene agua, va y coge del mar para consumir, pero no es así. Pues ese agua no es potable y podría hacernos daño, por lo que solo la usamos para bajar el baño, para eso cada familia tiene unos tanques llenos constantemente”, aseguró el presidente de la junta.

Al ver que llevar el agua desde la ciudad al corregimiento se convertía en algo difícil, algunas familias de la comunidad, buscando un bienestar para sus vecinos y a la vez tener un ingreso, decidieron dedicarse a la venta de agua.

“Son familias que compran el agua en Cartagena por barcaza, las traen acá y las depositan en las albercas que ellos tienen y luego en unos carromotos, salen a distribuirla de calle en calle, casa en casa, donde la gente paga por ella”, explicó Castro.

En Bocachica, hoy en día, existen 12 albercas, una comunitaria y 11 privadas. Pero de estas, solo funcionan las privadas, pues hace unos 3 años la alberca comunitaria dejó de funcionar pues se averió y no han podido repararla.

“Tendrán su agua potable”

El pasado lunes 14 de septiembre, el alcalde de Cartagena, William Dau, visitó esta comunidad en compañía de algunos de los miembros de su gabinete y les contó a los bocachiqueros que ahora sí tendrían agua potable a diario en la puerta de su casa y será gratuita hasta diciembre.

“Se me arruga el alma cuando veo las necesidades de la población. Hoy me presento en esta isla con soluciones, porque estoy plenamente consciente de la deuda histórica que tenemos con esta comunidad que por tanto tiempo esperó agua potable y atención en salud, pero traigo buenas noticias para los bocachiqueros: a partir de hoy no tienen por qué pagar por la pimpina de agua, es agua gratis para Bocachica desde el día de hoy, 50 litros diarios recibirán”, dijo en su momento el mandatario.

A pesar de que el alcalde anunció que el agua potable llegaría a esta zona de la región insular inmediatamente, esto no ha sido así.

“Ayer iniciamos con una jornada de socialización de la sentencia T012 con la comunidad, les explicamos cómo será esta entrega del agua, como somos muchos y queremos que todos entiendan bien la dinámica, creemos que la próxima semana podría comenzar a llegar el agua, pues ellos (Alcaldía) fueron los que crearon esta metodología, pero somos nosotros los que sabemos cómo son las cosas en el corregimiento y debemos explicar todo bien, para evitar inconvenientes”, explicó Jarlewys, presidente de la junta, agregando que “es bueno aclarar que esto no es voluntad política, fue ordenado por medio de una sentencia a través de la Corte Constitucional, que le ordenó al Distrito de Cartagena la instalación del acueducto en la isla de Tierrabomba, aquí en el corregimiento. Y bueno, estamos agradecidos con la voluntad del alcalde, quien quiere dar cumplimiento a las tres etapas”.

Según indicó Castro, la sentencia es clara al señalar que en la primera etapa, que es a corto plazo y la cual al parecer debió iniciar en marzo pero a raíz de la pandemia se aplazó, señala que cada persona del corregimiento debe recibir diariamente 50 litros de agua.

“Si en una casa viven 5 o 6 personas, cada una recibirá sus 50 litros de agua, pues la sentencia así lo especifica”, sostuvo.

La entrega se realizará casa a casa, algo similar a como ocurre hoy en día con las motocarros, con la única diferencia de que ahora no tendrán que pagarla, por lo menos hasta final de año.

“El bongo y la barcaza vienen desde Cartagena y al estar en tierra firme, comienzan a llevar este líquido de casa en casa con el acompañamiento de las autoridades competentes, para esto la comunidad debe tener los tanques afuera. Estos 50 litros equivale a unas dos o dos pimpinas y media”, añadió el residente de este corregimiento de la Cartagena insular.

Las otras fases

La segunda fase, que se daría a mediano plazo, sería la construcción del proyecto en el corregimiento y a largo plazo, la tercera fase, sería la ejecución y puesta en marcha del proyecto.

“La sentencia ordena a Cardique hacer los estudios para ver dónde se ubicaría la tubería. Para eso, ellos estuvieron buscando agua subterránea en la isla, pero los estudios dieron negativos, por lo que se debería traer el agua por tubería desde Cartagena, por eso iniciaron los estudios de geología marina, para ver qué sitio de la bahía de Cartagena es el más apto para colocar la tubería. El proyecto va prosperando, es un paso positivo para nosotros como Bocachica, como Tierrabomba, puesto que tenemos más de 100 años luchando por este preciado líquido”, finalizó el presidente del Consejo Comunitario.