Multimedia


Video: así se forja una dinastía musical

Visitamos a las hermanas Gulfo Palma en su casa del corregimiento de Bayunca donde nos hicieron vibrar con las exuberantes notas de sus acordeones.

No había más ejemplo en su casa que las canciones en la radio. No había más vallenateros en toda la familia, ni tampoco en el barrio Caraquitas de Bayunca. Fue solo escuchar en las emisoras sonar a Diomedes Díaz y a otros artistas del género, como Juancho Rois, lo que le despertó un torrente de sones. Así que tenía que ser algo innato, algún designio del azaroso destino, algún gen perdido de otra generación que encontró vida en ella, aquel eco musical en las manos de Anny Yuliteh Gulfo Palma nació con su ser. Siga este enlace para leer la nota completa.