Multimedia


Video: ¿Cuánto subió el corrientazo en Cartagena?

Administradores de restaurantes aseguran que el aumento busca impactar lo menos posible el bolsillo de los cartageneros.

“¡La plata no alcanza para nada!”. Esa es la frase que por estos días repiten muchos cartageneros, señalando que para salir de sus casas a hacer diligencias o trabajar deben pensarlo dos veces. (Lea: Inflación en Colombia llegó en 2022 a la más alta del siglo)

El alza en la gasolina y la inflación han hecho que todos los productos de la canasta familiar aumenten de precio. Ir a mercar se ha convertido en un reto, razón por la que toca disminuir la cantidad de productos y llevar al menos lo básico. (También le puede interesar: Así se podría ver afectado tu bolsillo en 2023 con el alza de estos servicios)

Teresa Ricardo es una cartagenera que reside en el barrio La Victoria. Semanalmente va al mercado de Bazurto a mercar; sin embargo, al llegar hace un par de días a la central de abastos se llevó una gran sorpresa. La mano de plátano pasó de $4 mil a $6 mil, situación que “le rompe el bolsillo”.

Video:

El encarecimiento de los productos de la canasta familiar no solo afecta a quienes van a mercar, sino que también impacta a los famosos corrientazos, que en algunos lugares de la ciudad aumentaron hasta en $2 mil. Los administradores de estos establecimientos de venta de comidas aseguran que la principal razón es por los altos precios en el mercado; la segunda es el aumento del 16% del salario mínimo.

“Yo antes almorzaba en un local de un centro comercial en el Pie del Cerro por $15 mil. Hoy -ayer- fui a comer allá como de costumbre y me dijeron que había subido $3 mil”, dijo la cartagenera Sandra Vargas.

En la mayoría de los establecimientos que se dedican a la venta de los corrientazos aseguran que el aumento oscila entre mil y dos mil pesos, aunque dicen que han buscado las maneras de afectar lo menos posible el bolsillo de sus clientes. De acuerdo con los administradores, la idea es mantener las mismas porciones de comida. Si las dejan al mismo precio, se verían obligados a servir menos, dicen.

Amira Rodríguez, comerciante minorista del mercado de Bazurto, entregó un duro panorama de la realidad de los precios de los productos de la canasta familiar. Relató que las alzas se reflejan desde el 24 de diciembre del año pasado, cuando algunos productos triplicaron su precio.

“La canasta familiar da miedo. Una paca de arroz que el año pasado la podíamos tener en $48 mil, hoy supera los $55 mil. El pollo incrementó abruptamente. Teníamos el kilo de pollo en $7 mil -muslo, contramuslo- y subió $800. La pechuga está en $13 mil. A veces llega una que es bogotana y la damos más económica”, indicó.

Y continuó: “Tenía clientes que todos los días comían chuleta y ya no lo pueden hacer. El kilo está actualmente en $17 mil, antes estaba en máximo $13 mil, aunque en ocasiones la encontrabas en $10 mil. El lomo de cerdo lo puedes encontrar entre 22 y 23 mil pesos”.

El cartón de huevo está en $17 mil, el plátano lo venden en $2 mil y el kilo de cebollín en $8 mil.

“La papa está en $160 mil el bulto. El queso blando en $22 mil y el duro en $26 mil. Los precios han aumentado más que cuando salimos de la pandemia”, aseguró Rodríguez.

Fenalco

La Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) en Bolívar se refirió al aumento de los productos de la canasta familiar en el país, y reiteró que el principal motivo es la inflación.

“La inflación es uno de los impuestos más regresivos que existen, por ello castiga a las personas de menores ingresos. En el 2022 terminó sobre el 13%. Hay que señalar que el grupo que más contribuyó fue el de los alimentos. Cada vez es más difícil llevar las raciones alimentarias a las casas. Eso aumenta el costo de los corrientazos o un plato de comida en cualquier restaurante”, agregó Mónica Fadul, directora ejecutiva de Fenalco Bolívar.

Por encima de los esperado

De otra parte, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) dio a conocer que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) para diciembre fue de 1,26%, mientras que la cifra anual cierra sobre 13,12%, muy por encima de lo esperado.

Dicho registro está impulsado principalmente por los alimentos y bebidas no alcohólicas, que crecieron 27,81%, seguidas por restaurantes y hoteles, con 18,54%.

El arroz tuvo una senda creciente durante 2022 y acumuló un alza de 54,05%; sin embargo, entre los alimentos que más subieron destacan la arracacha (109,84%), la cebolla (106,81%) y la yuca (88,08%). El Dane indicó que, por niveles de ingreso, el aumento en el costo de vida fue más pronunciado para los hogares en situación de pobreza (14,92%) y para los vulnerables (14,80%). Para la clase media el IPC marcó un incremento anual de 13,28% y para la clase alta se ubicó en 13,21%.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS