Multimedia


[Video] Tiene 65 años y busca un trabajo para que su hijo descanse en paz

Raúl Lezama es un adulto mayor que busca un empleo que le permita reunir el dinero para comprar un nicho y disponer de forma digna de los restos de su hijo, asesinado en Cartagena.

LAURA ANAYA GARRIDO

24 de agosto de 2021 11:14 AM

Raúl Lezama Gómez es un hombre de 65 años que ha trabajado siempre en oficios varios: empezó a los 16 años a trabajar vendiendo tomates y cebollas en el mercado y no ha parado; los viernes y los domingos hace turnos como llantero en un negocio en Olaya Herrera y el resto del tiempo se dedica a hacer lo que toque... mandados, labores de carpintería y más. Aunque sus jornadas laborales comienzan a las 5:30 a. m., cuando sale de su casa en El Pozón, y terminan a las 7:30 p. m., apenas se gana unos $150.000 mensuales y teme que nunca podrá reunir el 1.260.000 pesos que necesita para reclamar los restos de su hijo en el cementerio Jardines de Cartagena y comprar un nicho en el de Olaya para, finalmente, disponerlos de forma digna. Su hijo se llamaba Raúl Lezama Campo, tenía 33 años y fue asesinado el 19 de diciembre del 2016 en Olaya Herrera, como resultado de una rencilla con un cuñado suyo. Raúl Junior es el segundo de los tres hijos de Raúl que mataron entre el 2006 y el 2019. Para conocer la historia completa, lea: Raúl, de 65 años, busca trabajo para que su hijo descanse en paz.

  NOTICIAS RECOMENDADAS