Cuando la estrategia anula el talento en el Mundial

Neymar marcado por futbolistas suizos

Neymar no pudo marcar la diferencia en el debut ante una férrea defensa suiza. // EFE


CARLOS CABALLERO

Jue, 06/21/2018 - 20:04


"Esto es un Mundial, la igualdad es máxima”. Esta frase de Fernando Hierro, entrenador de España,  resume lo que ha sido la cita mundialista de Rusia hasta el momento. 

Y es que tras el sufrido triunfo de España ante aparentemente la débil Irán siguió confirmándose que en el deporte de alto rendimiento no se puede subestimar al rival y mucho menos contar con esos tres puntos antes de rodar el balón. 

Irán estuvo cerca de la igualdad, incluso de ganar, se plantó firme ante la súper España y la metió en aprietos, así como otras selecciones, consideradas chicas también han puesto a sufrir a varios de los supuestos grandes hasta los últimos minutos, logrando quitarle puntos importantes en resultados muy sorpresivos. 

México no es considerado un rival de poca monta, pero sí una selección normal que pese al coraje de sus jugadores no debería tener cómo vencer a Alemania, el actual campeón, algo que sucedió en la primera jornada con triunfo 1-0, en un partido bien jugado y bien ganado por parte de los manitos.

En el fútbol de hoy la planificación es clave. Juan Carlos Osorio, técnico de México, preparó el planteamiento de este solo juego durante seis meses y ahí está el resultado. El estratega colombiano no le apuntó al segundo y tercer cotejo, asumiendo y aceptando una derrota en su debut ante la poderosa Alemania. Le apostó al estudio de un plan que fue bien interpretado por sus dirigidos, quienes coparon los espacios, apretaron a Alemania en tres cuartos de cancha y luego pasaron rápidio de defensa a ataque haciendo lucir mal a la súper favorita para ganar el Mundial. 

Islandia lo hizo 

Lo mismo le sucedió a Argentina en su primera aparición ante la desconocida Islandia. Sí. De esta selección no se tenía referencia alguna y vea que sacó un merecidísimo empate ante la selección de Messi. 

Argentina careció de generación de juego, de encontrar los agujeros, de ser profundo en su ataque. Pero esta situación fue provocada por Islandia, que se metió literalmente atrás y apretó a los gauchos cuando intentaron aproximarse al área. 

Islandia sacó provecho de su masa muscular y estatura. Con un gran arresto físico no le permitió nada a Argentina, que tuvo el 78 por ciento el balón, pero no pudo vulnerar la puerta de su rival. 

Messi desperdició penal cuando el juego estaba 1-1 y eso agrandó más a Islandia, un país con 300 mil habitantes que juega un fútbol sencillo y práctico: todos defienden, todos atacan con fuerza y rapidez. 

Suiza se plantó 

Brasil, el gran peso pesado, que tiene a Neymar, Gabriel Jesús, Coutinho y Marcelo, tampoco pudo.  Se topó con una Suiza difícil, inteligente, de buen trato al balón, tanto que en el primer tiempo tuvo más la posesión del balón (50, 5 por ciento). Eso habla de una erstrategia clara, la de “quitarle el balón a Brasil y tener el útil lo más posible nosotros”. 

Fue un 1-1 que antes de rodar el balón nadie se lo esperaba, pero Suiza hizo el trabajo y bien hecho. 

También sorprendió el 2-1 de Francia ante Australia por la forma cómo fue ese partido: aguerrido, complicado, de pocas opciones, con mucho despliegue físico que impidió que se viera el talento de grandes estrellas francesas como Pogba, Dembele, Mbappe y Griezmann.

Francia generó dudas 

En su primera salida, Francia dejó muchas dudas, pero eso tiene nombre propio: el planteamiento que Australia le hizo en 90 minutos. 

Colombia bebió de la botella un trago. Japón lo liquidó 2-1 en la primera fecha. A la triciolor le tocó jugar con 10 hombres 92 minutos por la expulsión de Carlos Sánchez al iniciar el juego, pero nunca se pudo reponer a esta situación porque Japón se plantó bien y fue en busca de la victoria. 

Cuando el juego se encontraba 1-1, Colombia hizo cambios ofensivos buscando ganar el juego y Japón no se desesperó, esperó el momento adecuado hasta que este llegó para salir victorioso. 

Uruguay en la primera salida tan solo le alcanzó para ganarle 1-0 a Egipto en el último minuto, así como Inglaterra obtuvo el triunfo 2-1 en la agonía ante Tunez. 

Hierro no pudo encontrar una mejor frase para definir lo que está sucediendo, pues esto, como dice él, es un Mundial y aquí no se puede dar ventajas...  

TEMAS