Cuando la ilusión crece con fútbol, goles y jerarquía

Selección Colombia

Selección Colombia.


CARLOS CABALLERO

Dom, 06/24/2018 - 19:13


Fue el día de la revancha, esa que esperaba Colombia para demostrar que nuestro fútbol realmente ha crecido y que no es casualidad los triunfos de nuestros futbolistas en los distintos clubes del mundo.

En un Mundial es donde se tienen que mostrar las credenciales, la jerarquía, esa que se sacó en el inobjetable triunfo 3-0 ante Polonia, en el estadio Kazán Arena, en la segunda jornada del Grupo H, en la cita mundialista de Rusia.

La victoria se construyó de muy buena forma, con buen fútbol, personalidad, orden, entrega e inteligencia. Este fue tal vez el partido más redondo que ha tenido Colombia en toda su historia en los mundiales.

 

TRABAJO EN EQUIPO

Polonia quiso pasar por encima en los primeros 6 minutos, con fuerza y velocidad, pero ese ímpetu solo le duraría esos poquitos minutos, en donde alcanzó asustar un poco a la tricolor.

Para salir de este bache había que tener tranquilidad, tomar el balón y hacer nuestro juego, esconder la pelota, avanzar con ella y ser eficaz para atacar. Las dos primeras se cumplieron a la perfección, pero faltaba ser profundos en el ataque, Falcao se veía solo arriba y no se veía cómo podía llegar el remate final porque ‘El Tigre’ estaba bien custodiado por la defensa de Polonia.

Colombia tenía equilibrio en su juego porque defensivamente hizo ajustes, se acomodó y gracias a un trabajo en bloque, en el que todos intervinieron, no permitieron el juego de Polonia, tomaron el control del balón, fueron inteligentes y pacientes porque el fútbol es para gente pensadora.

 

EL GOLAZO DE YERRY

A los 40 minutos, tras tiro de esquina, en una jugada elaborada, en donde se juntaron los talentosos llegó el primero. James se la dio a Cuadrado y éste descargó a Quintero para que se la regresara a James, quien sutilmente levantó un centro magistral para que Yerry Mina, de cabeza, marcara un golazo.

En el complemento, Colombia siguió manejando el juego de forma inteligente, Polonia subió sus líneas, tenía la necesidad de empatar, sabía que se estaba yendo del Mundial, por lo debía arriesgar, proponer.

Los pupilos de Pékerman apretaron en marca, estuvieron corticos entre líneas, se hicieron fuertes y supieron administrar el balón, que es con el que se hacen los goles, esos que llegaron por fortuna para sellar el marcador.

A los 70 minutos, Quintero cedió el balón para ‘El Tigre’, quien no perdonó y con pierna derecha la mandó a dormir a la red.

Cinco minutos más tarde, James le metió un soberbio pase a Cuadrado, quien encaró al arquero y definió a un costado para el 3-0.

Por lo que se hizo en conjunto defensiva y ofensivamente fue una tremenda presentación la de Colombia, que bajo presión no tuvo reparos para mostrar ese fútbol alegre y mágico que lo caracteriza.

 

POR OTROS TRES PUNTOS

Con tres puntos, Colombia ahora es tercero del grupo. Polonia dijo adiós y Senegal y Japón, que empataron 2-2, llegaron a cuatro unidades.

El 28 de junio se viene Senegal en Samara. Un triunfo de Colombia por cualquier marcador lo mandará directamente a los cuartos de final. Sí. La tricolor ilusiona con su juego, su jerarquía y su crecimiento futbolístico.

 

EL DATO

 

1. El gol de Yerry Mina llegó en el momento que más lo necesitaba Colombia, que hasta ese momento hacía un gran partido. Ese tanto abrió la senda del triunfo para la tricolor. También significó mucho para Mina, quien envió con este tanto un mensaje a Barcelona, que lo ha tenido poco en cuenta.

2. El gol de Falcao, un momento mágico, esperado, soñado por el jugador y los 50 millones de colombianos. ‘El Tigre’ se perdió por una lesión el Mundial de Brasil y gracias a su constancia y disciplina recibe como premio marcar el gol que le ponía la lápida al partido.

3. Cuando James está bien el fútbol de Colombia fluye. Él es el motor, el eje, el capo de mitad de la cancha en las ideas ofensivas. De sus pies salieron los pases para el gol de Mina y el de Cuadrado.

Hizo lo que quiso con el balón en los pies, puso a jugar a Colombia y cuando se le dio por hacer la individual le pintó la cara a los polacos. Mostró un nivel de juego descomunal. James, el crack, dijo presente en el Mundial, que desde ya se deleita con las maravillas que el 10 realiza en el terreno de juego.

 

ASÍ LOS VIMOS

David Ospina: Inmenso en dos atajadas. 8.

Santiafgo Arias: Preciso en marca. 7.

Davinson Sánchez: Se fajó en el fondo. 7.

Yerry Mina: Seguro atrás, abrió la senda. 8.5.

Johan Mojica: Tuvo un buen juego, se está consolidadando. 7.5.

Wilmar Barrios: Partizado el del cartagenero. Fue el equilibrio. 8.5.

Abel Aguilar: Mientras que actuó lo hizo bien. 7.

Juan Guillermo Cuadrado: De los mejores partidos con la tricolor. 9.

James Rodríguez: Es crack, cuando él esta Colombia brilla. Dos pases-gol. 9.5

Juan Fernando Quintero: Fue claro en su juego, puso pase-gol. 8.

Radamel Falcao: ‘El Tigre’ la luchó y la metió. 8.5.

Mateus Uribe: Entró bien y aportó en marca y claridad. 7.5.

Carlos Bacca: Cuando ingresó se juntó al colectivo. 7.

Jefferson Lerma: Otro que también cumplió cuando ingresó. 7.

 

EL DATO

 

1. El gol de Yerry Mina llegó en el momento que más lo necesitaba Colombia, que hasta ese momento hacía un gran partido. Ese tanto abrió la senda del triunfo para la tricolor. También significó mucho para Mina, quien envió con este tanto un mensaje a Barcelona, que lo ha tenido poco en cuenta.

2. El gol de Falcao, un momento mágico, esperado, soñado por el jugador y los 50 millones de colombianos. ‘El Tigre’ se perdió por una lesión el Mundial de Brasil y gracias a su constancia y disciplina recibe como premio marcar el gol que le ponía la lápida al partido.

3. Cuando James está bien el fútbol de Colombia fluye. Él es el motor, el eje, el capo de mitad de la cancha en las ideas ofensivas. De sus pies salieron los pases para el gol de Mina y el de Cuadrado.

Hizo lo que quiso con el balón en los pies, puso a jugar a Colombia y cuando se le dio por hacer la individual le pintó la cara a los polacos. Mostró un nivel de juego descomunal. James, el crack, dijo presente en el Mundial, que desde ya se deleita con las maravillas que el 10 realiza en el terreno de juego.