Las estrategias misteriosas del ‘profe’ José Pékerman

José Néstor Pékerman

José Néstor Pékerman en rueda de prensa previo al duelo de Colombia con Senegal. // EFE TATYANA ZENKOVICH


CARLOS CABALLERO

Mié, 06/27/2018 - 19:53


Es un amante de las estrategias, José Pékerman sabe que en un Mundial de fútbol no se pueden mostrar las cartas aun y cuando todo parezca obvio. Entre más confundido pueda tener al rival, mejor. Eso lo hace sentirse más tranquilo y trabaja con mayor tranquilidad de esta forma.

Esa ha sido la política del ‘profe’ Pékerman desde que tomó la dirección de la selección Colombia. Y hasta el momento sí que le ha servido porque se han visto los resultados, que es al fin y al cabo para lo que fue contratado.

El estratega argentino puso unas reglas de juego claras, en el que los medios de comunicación solo obtienen declaraciones de jugadores y cuerpo técnico en ruedas de prensa oficiales, en las que todos los periodistas tienen acceso. A algunos les gustó y a otros no, pero igual se ha acatado la medida.

Pékerman es un señor que a todo le pone misterio, sus comentarios son generales, no da pista alguna sobre las alineaciones, tanto que difícilmente la prensa atina con la formación que finalmente utiliza en cada juego. La misma solo la entrega minutos antes de cada partido.

Hay quienes aseguran que los jugadores en el momento que ofrecen una rueda de prensa llegan a la misma con el libreto aprendido, como buenos alumnos ya saben qué pueden decir y que no. Eso es así.

Don José, en sus respuestas entrega información básica o ambigua, es decir, una declaración de él puede tener mínimo dos enfoques, por lo que no se sabe a ciencia cierta a qué le apuntará.

Lo que sí tiene claro siempre es que a los rivales hay que respetarlos y a Senegal, el rival de hoy, lo respeta, eso no lo esconde.

“Antes de llegar al torneo sabíamos que Senegal era un equipo duro individualmente, fuerte colectivamente, juegan como europeos, están acostumbrados a eso, son jugadores que pueden trabajar los partidos, con planificación, ya lo demostraron con Japón y Polonia”, comentó Pékerman, en rueda de prensa, realizada ayer en el estadio de Samara.

La estrategia a utilizar contra Senegal para él es muy simple, pero no da detalles. “Buscaremos los puntos débiles de ellos, es un juego difícil, nos jugamos la clasificación, habrá mucha tensión y hay que jugar con eso. Nosotros lo vivimos ante Polonia y vamos a ver cómo responden ellos con esta presión”.

Nunca revelaría por su puesto cuáles son los puntos débiles que ya detectó de Senegal, pero sí envía un mensaje de humildad que invita a creer que la Selección tiene los pies en la tierra. “Vinimos por más, no sería un buen resultado no pasar, no pensamos eso, somos optimistas. Nunca hablo sobre futuro, pero trabajamos para que sea bueno”.

Tiene un equipo que juega muy bien al fútbol, pero él insiste en que cada partido es diferente, guarda la compostura, no lanza campanas al vuelo. “Ninguno de los dos equipos son favoritos. Es un grupo apretado, los equipos han demostrado sus armas. Senegal, Japón y Colombia ya mostraron sus capacidades, hay que luchar por ese triunfo”.

Sabe lo que se juega y obviamente espera que su equipo sea el vencedor. “Este partido determina el futuro de las dos selecciones. Senegal venía con buenos antecedentes, pero lo está ratificando en el Mundial. El juego será muy competitivo, intenso, ojalá con el triunfo para nosotros”.

Habla de los jugadores sutilmente, pero se desborda en elogios sobre ellos, con una voz de aliento para ellos. “Yerry Mina fue afectado por un partido malo de Barcelona, en donde perdieron por muchos goles. Pasó un momento difícil y así llegó al Mundial. Para mí él es una realidad, tuvo un buen juego ante Polonia, será uno de los mejores centrales del mundo, necesita una adaptación normal en un club para que logre triunfar”.

De Mateus, por ejemplo, dijo: “estuvo a la altura ante Polonia, en un juego muy difícil, nos gustó mucho lo que hizo en un torneo que no es fácil. Ya veremos qué pasará con él ante Senegal”.

Agradece el acompañamiento de la gente, el amor que le profesan por cada sitio en el que va, tal vez eso es lo que más ama de este país.

“La gente acompaña siempre a la Selección, es un pueblo generoso, ama a Colombia y siempre está cerca de nosotros. Nos motiva mucho, nos duele cuando no podemos darle satisfacciones, ojalá y podamos responderle todo ese afecto con más triunfos”, remata.