Regreso de James llena de optimismo al plantel

James Rodríguez superó la molestia y volvió a entrenarse con el grupo completo de la Selección.

El crack colombiano volvió a los entrenamientos luego de su ausencia el día anterior por una fatiga muscular. // EFE


CARLOS CABALLERO

Vie, 06/15/2018 - 19:29


Alegría total en Colombia,  James Rodríguez genera eso: alegría. El crack de la Selección volvió a entrenar  con el resto del grupo, en una noticia que alentó a millones de colombianos que confían en que el 10 realice un gran Mundial de Rusia. 

Tras no asistir el jueves anterior al entreno por una fatiga muscular, James volvió a moverse, a tocar el balón y llenar de confianza a sus compañeros.  

Sí. Porque la sola presencia de James en un entreno genera confianza en el grupo, que ven en él a uno de sus grandes líderes. 

A las afueras de Kazán, en el estadio Sviyage, Colombia  siguió alistándose para su debut de este miércoles ante Japón en Saransk. 

La prensa solo tuvo acceso a los entrenos durante 15 minutos, en los que James estuvo ejercitándose sin ningún inconveniente. 

Se desconoce eso sí si James realizó todo el entreno y con las mismas cargas y exigencias físicas de sus compañeros.  La verdad absoluta no se sabe. José Pékerman es un técnico misterioso y hasta ahora eso le ha dado resultados. 

Qué tan bien se encuentra James de su fatiga muscular es imposible saberlo, pero lo cierto es que si está bien irá a la cancha en el debut para aportar su grano de arena en la primera salida de Colombia en esta cita mundialista. 

La práctica de este viernes, la tercera en tierras rusas, fue presenciada en directo por un invitado de excepción, el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), Ramón Jesurún.

 Los 23 futbolistas convocados por Pékerman saltaron al césped a buscar impresionar al técnico, pues saben que ya casi se acerca el debut y ninguno se quiere quedar por fuera de la titular. 

Los tres guardametas convocados, David Ospina, Camilo Vargas y José Fernando Cuadrado, se ejercitaron aparte junto con el entrenador de porteros, Eduardo Niño, quien le lanzaba centros de costado, algo que le duele mucho al trabajo defensivo de Colombia. 

Mientras los colombianos hacían ejercicios de estiramientos en el círculo central, un grupo de juveniles del Rubin Kazán, el equipo de la ciudad, tocaban balón y hacían ‘rondas’ a modo de calentamiento previo a un partidillo con los integrantes de la Selección Colombia.

Todo indica a que se jugó un picadito a puerta cerrada con los juveniles, pero la versión no fue confirmada.
Por ahora solo se debe decir que el 10 volvió y eso genera alegría.