Colombia, con coraje y corazón está en octavos

Selección Colombia

Colombia celebra la anotación que los clasificó como líder del Grupo H. // AP Martin Meissner


CARLOS CABALLERO

Jue, 06/28/2018 - 10:59


No fue fácil, pero se logró. Colombia, a punta de coraje y garra, venció 1-0 a una difícil Senegal y se metió en los octavos de final del Mundial de Fútbol de Rusia.

 

En el estadio Cosmos Arena de Samara, la tricolor tuvo en Yerry Mina al héroe de la jornada. El del Barcelona, de cabeza, la mandó a dormir a la red al minuto 73 y con eso fue suficiente.

 

La primera jugada de Colombia se dio al minuto 9 y fue liderada por Juan Fernando Quintero. Tras varios toques, Johan Mojica no centró bien y el balón quedó en las manos del portero Khadim Ndiaye.

 

A los 12, Quintero por poco lo hace de tiro libre, pero Ndiaye se esforzó y evitó la capida de su valla en el primer asomo serio de Colombia.

 

A los 15 minutos, Colombia estuvo mal parada, Sadio Mané aprovechó, ingresó al área, Davison Sanchez se la quitó clara, pero en una jugada riesgosa, el árbitro Millorad Mazic sanciona penal, pero el VAR interviene, el juez se da cuenta de su error, reconsidera su determinación inicial y reanuda el juego.

 

A los 24 minutos, Quintero cobró bien una falta, Falcao se levantó y por poco llega el primero del juego.

 

A esa altura del compromiso James y Cuadrado poco aparecían, Colombia fallaba en la tenencia del balón, su principal arma de ataque.

 

A los 29 minutos, James fue reelevado por una lesión muscular que no lo dejaba correr. Por él ingresó Luis Fernando Muriel.

 

A los 35 minutos, el juego no tenía un claro dominador. Se jugaba más con fuerza y ahí Senegal, en ocasiones, sacaba la mejor parte.

 

Con el marcador 0-0, en un partido no muy bien jugado por Colombia, terminó la primera parte.

 

Colombia inició más decidida la segunda parte, sabía que debía buscar el triunfo o sino tenía que empacar maletas. El público lo apoyaba desde las tribunas y eso lo sentían los jugadores que daban todo en la cancha para sacar el juego adelante.

 

A los 59 minutos, Polonia le marcó un gol a Japón, lo derrotaba 1-0, ese resultado metía a Colombia siempre y cuando al menos empatara. Entonces, el bullicio en el estadio fue total.

 

Muriel lo tuvo a los 64, pero la pierna de un defensa de Senegal mandó el balón al tiro de esquina. En ese tiro de esquina, Falcao por poco la mete de cabeza.

 

Y llegó el gol. En un tiro de esquina, Quintero la centró bien y Yerry Mina empalmó un martillazo con la cabeza para el 1-0 a los 73.

 

A los76, Ismaila Sarr tuvo el empate, pero Ospina achicó bien y mandó el balón al tiro de esquina.

 

A los 82, Pékerman ingresó a Jefferson Lerma en reemplazo de Mateus Uribe cuando el público esperaba que cerrara el juego co Wilmar Barrios.

 

A los 88, Miguel Borja ingresó por Radamel Falcao buscando hacer un poco de tiempo. Senegal estaba desesperada viendo como empataba.

 

Colombia aguantó, dejó el alma en la cancha, defendió con el corazón y pudo sellar su paso a octavos.

 

Japón perdió 1-0, pero avanzó a octavos gracias a dos tarjetas amarillas menos recibidas que Senegal, que se queda fuera del Mundial.