Colombia confía en su fortaleza para encarar a Inglaterra

Selección Colombia

La Selección Colombia se prepara para el reto ante Inglaterra. // EFE Julio Muñoz


AP

Dom, 07/01/2018 - 17:26


A diferencia de hace cuatro años en Brasil, Colombia debió sortear varios traspiés serios desde el arranque en Rusia: la expulsión de un duro volante de marca en el nefasto estreno ante Japón y las recaídas musculares de su estelar enlace James Rodríguez.

Pero ante las puertas de disputar su choque por los octavos de final, con James entre algodones y ante una enérgica Inglaterra que tiene en sus filas pólvora ofensiva, la selección cafetera pregona que tiene la fortaleza, las armas y el equipo para sortear cualquier otro obstáculo.

Desde que el técnico argentino José Pekerman tomó las riendas de Colombia, la motivación y la confianza que el entrenador infunde en los 23 jugadores han sido vitales tanto en la brillante campaña que tuvo el equipo en Brasil, donde accedió por primera vez a los cuartos de final, como en la recuperación que le permitió sobrevivir la primera fase en Rusia.

Colombia buscará meterse nuevamente a los cuartos el martes, cuando se mida a la Inglaterra de Harry Kane, uno de los mejores artilleros en Rusia con cuatro goles en la primera fase.

"Si bien el comienzo no fue el mejor, Colombia ha puesto la cara", dijo en la víspera el volante de marca Carlos Sánchez. "Colombia siempre tuvo la fe de que podía pasar esta fase. Lo hemos conseguido con muchas cosas en contra, la fortaleza del grupo ha salido a flor de piel".

Esa fortaleza se las da primordialmente el timonel. Sánchez, uno de los capitanes de la selección, admitió que le causó rabia y dolor el penal suyo que ocasionó su expulsión y un gol en los primeros minutos de la derrota contra Japón, un rival al que Colombia había goleado en Brasil.

"La Roca", como se le apoda al jugador, dijo que contó con todo el respaldo de sus compañeros a pesar del golpazo anímico que sufrieron, y valoró particularmente el gesto de Pékerman, de dedicarle el triunfo por 3-0 sobre Polonia en el partido siguiente.

"Fue una inyección de motivación, un empuje muy grande", destacó Sánchez, quien había recibido una amenaza de muerte en las redes sociales después de su expulsión.

Sánchez regresó para el tercer y decisivo choque que Colombia ganó por 1-0 ante Senegal, gracias a un gol de cabeza de Yerry Mina que la depositó en la siguiente ronda. En ese partido los colombianos remaron también a contracorriente, al quedarse desde la media hora sin James, quien volvió a sufrir una dolencia muscular que lo tiene en duda para el duelo contra los ingleses.

Aunque reconocen lo importante que es el media punta del Bayern Múnich y máximo goleador del Mundial de Brasil, los jugadores colombianos sostienen en coro que en el equipo hay compañeros que pueden suplir de alguna manera la ausencia del diez. No está claro qué variantes haría Pékerman de no contar con James el martes, aunque en el partido contra los senegaleses lo sustituyó por un incansable extremo Luis Fernando Muriel.

"Siempre tenemos adversidades, pero yo siento que esta generación ha tratado de cambiar y enfrentar las difíciles circunstancias con motivación", afirmó el portero suplente Camilo Vargas. "James es un reflejo de eso".

Colombia terminó con foja perfecta la primera ronda en Brasil al ganar sus tres partidos y en octavos derrotó a Uruguay con un monumental James para meterse a cuartos, donde vendió cara su derrota ante el anfitrión.

"Creo que nuestro equipo ha demostrado una madurez importante" en Rusia, subrayó Sánchez. "Hemos enfrentado a tres selecciones que tienen una manera de jugar diferente y creo que en los tres partidos Colombia ha estado a la altura".