El VAR definió la suerte del Grupo B

España vs Marruecos

El VAR fue decisivo en el empate entre España y Marruecos. // EFE Esteban Biba


GABRIEL JAIME GARCÍA GARCÍA

Lun, 06/25/2018 - 16:22


La definición de los partidos de España y Marruecos, y de Portugal e Irán, en la tercera fecha del Grupo C estuvo cargada por algunos imprevistos y un común denominador: el VAR fue el que decidió.

Españoles, portugueses e iraníes llegaron a esta jornada con opciones de avanzar a los octavos de final y los nervios se hicieron presentes en los 90 minutos de cada partido. Marruecos llegó como juez de España y supo paralizar los corazones de un montón de aficionados ibéricos que vieron como su equipo caía hasta los últimos minutos del juego.

El partido arrancó con un onceno marroquí práctico que supo aprovechar sus opciones ante una España que mantuvo su identidad con la posesión de la pelota, pero que padeció en defensa. Khalid Boutaïb abrió el marcador al minuto 13 tras un error de entendimiento entre Andrés Iniesta y Sergio Ramos.

España respondió cinco minutos después con una anotación de Isco, que finalizó un buen ataque de Iniesta.

Con el empate, España se animó y continuó con su juego característico de hacer circular la pelota. Marruecos se defendía y con jugadas de contragolpe inquietaba a una España que ha mostrado al De Gea más inseguro de los últimos tiempos.

A 10 minutos del final, Youssef En Nesyri sorprendió con un certero cabezazo tras ganar en el aire a Sergio Ramos y puso el 2-1 con el que toda España tembló. Con la derrota imparcial y la incapacidad de superar el cerco defensivo del rival, a los españoles tendrían que estar atentos a lo que sucediera en el otro partido, en el que Portugal se imponía 1-0 a Irán con gol de Ricardo Quaresma y en el que Cristiano Ronaldo había desperdiciado una pena máxima.

El resultado clasificaba a ambas selecciones y todo marchaba sin mayores complicaciones hasta que dos acciones simultáneas en ambos partidos invocó la incertidumbre.

Dos jugadas polémicas que solo el VAR pudo dirimir definieron la suerte del grupo. Iban dos minutos de adición cuando el balón dio en la mano de Cédric y los asistentes de video confirmaron una pena máxima a favor de Irán. Los asiáticos soñaban con marcar e igualar a España en puntos.

Pero en el otro duelo el VAR permitía recomponer un fuera de juego sancionado a Iago Aspas, que había anotado de taco. El árbitro recibió la ayuda de los asistentes y el gol fue validado.

Así, mientras Karim Ansarifard marcaba de penal gracias al VAR, Iago Aspas también celebraba su gol gracias al VAR.

Con esos resultados, España y Portugal finalizaron con 5 puntos, uno más que Irán, que se despidió de Rusia 2018. Los españoles lideraron el grupo gracias al juego limpio y se encontrarán en octavos de final con el anfitrión.

Portugal, entre tanto, se verá las caras con Uruguay, que finalizó líder del Grupo A con tres victorias.