Los números no mienten: las cifras de los 23 de Colombia en Rusia

Foto oficial Selección Colombia previa al juego ante Inglaterra en Rusia 2018.

En números analizamos el rendimiento de los 23 jugadores que estuvieron en la Copa Mundial // EFE.


Manuel Fernando Herrera Figueroa y EFE

Mié, 07/04/2018 - 17:03


Todavía con la resaca de la eliminación en las espaldas de los jugadores que regresarán este jueves a Bogotá, donde se les hará un recibimiento en el Campín, un día después de la derrota con Inglaterra en los octavos de final de Rusia 2018, dejaremos que los números nos permitan analizar, ahora de manera individual, el rendimiento de los jugadores que vieron acción en Rusia. Como equipo es mejor no calificarlo porque no creo que salga muy bien librado tras la salida por penales ante los ingleses, ya que sin desconocer que somos James dependientes (y ahora Mina dependientes también), luego de Brasil 2014 quedó demostrado que José Pékerman no ha encontrado el equipo y ha entrado en lagunas que borran nuestra escencia.

Sea que el argentino continúe en el cargo, o que llegue un nuevo seleccionador, es urgente encontrar una estructura de juego acorde con la calidad y estilo de nuestro fútbol. No creo que lo mejor que tenga Colombia para ofrecer al mundo sean volantes de marca (utilizó 3 recuperadores netos de entrada), y sin tener nada en contra de quienes lo dejaron todo en la cancha, pienso que jamás debes dejar en el banco a quienes te pueden generar opcones de gol y alternativas de ataque, que fue justo lo que nos faltó para sacar a Inglaterra y continuar en carrera.

Pero bueno, las palabras en este momento no sirven de mucho ni pueden alterar lo sucedido. Así que dejemos que las cifras hablen por sí mismas.

Así lo hicieron los 23 internacionales 'cafeteros' en el Mundial:

GUARDAMETAS

David Ospina (4 partidos, 390 minutos, 3 goles encajados)

El número uno indiscutible de Colombia acalló las dudas que se cernían por su falta de competición y minutos en el Arsenal. Ospina fue titular en los cuatro partidos y rindió a un gran nivel. Recibió tres goles: dos desde el punto de penalti y uno tras un saque de esquina. A punto estuvo de convertirse en héroe en la tanda de penaltis ante Inglaterra, en la que atajó un lanzamiento.

Camilo Vargas (0 partidos, 0 minutos)

Pasó de ser el tercer portero en Brasil 2014 a ser ahora el segundo en Rusia 2018. Ospina le cierra las puertas de la titularidad.

José Fernando Cuadrado (0 partidos, 0 minutos)
El veterano portero fue llamado por Pekerman como premio después de una gran temporada en el Once Caldas. Llegó como tercer arquero y no se vistió de corto.

DEFENSAS

Santiago Arias (4 partidos, 386 minutos, 0 goles)

Pieza clave e inamovible en el lateral derecho de la Selección Colombia. Llegó tras haber sido nombrado el mejor futbolista de la liga holandesa, pero parece que dejó lo mejor allí, pues en Rusia se le vio apagado y por su sector siempre nos hicieron daño.

Óscar Murillo (1 partido, 90 minutos, 0 goles)

Arrancó el Mundial como titular en la derrota ante Japón (1-2), pero no se le volvió a ver más. Pekerman intentó que aportara la veteranía que le faltaba a Davinson Sánchez, pero el experimento no cuajó y Murillo vio el resto del Mundial desde el banquillo.

Yerry Mina (3 partidos, 300 minutos, 3 goles)

Caso contrario al de Murillo: Pékerman recurrió a él después de la fragilidad defensiva mostrada frente a Japón y no lo volvió a tocar. Abrió el marcador en la goleada sobre Polonia (3-0), fue el autor del único tanto en el triunfo ante Senegal (1-0) y forzó la prórroga contra Inglaterra (1-1). Se entendió a las mil maravillas con Davinson.

Davinson Sánchez (4 partidos, 390 minutos, 0 goles)

Empezó mal el torneo, nervioso y dubitativo, y de un error suyo llegó el primer tanto de Japón en el debut. Sin embargo, ganó solidez junto a Mina -a quién conoce desde pequeño- y formó una de las mejores parejas defensivas del Mundial. Colombia tiene centrales para rato.

Cristian Zapata (1 partido, 4 minutos, 0 goles)

Formó una gran pareja junto a Mario Alberto Yepes en el Mundial de hace cuatro años en Brasil. Su rol ahora fue muy diferente. Llegó ligeramente 'tocado', por lo que fue considerado como el cuarto central, por detrás de Davinson, Mina y Murillo. Tuvo cuatro minutos en el partido contra Inglaterra.

Johan Mojica (4 partidos, 390 minutos, 0 goles)

Llegó al torneo como suplente, pero la lesión de Frank Fabra le abrió las puertas de la titularidad. Al lateral del Girona -internacional en ocho ocasiones, cuatro de ellas en el Mundial- se le notó nervioso en el debut frente a Japón, pero se fue asentando. Seguro en defensa pero poco en ataque donde se mostró carente de ideas, impreciso y quedado físicamente.

Farid Díaz (0 partidos, 0 minutos, 0 goles)

Llamado a última hora tras la lesión de Fabra, el veterano Díaz no llegó a vestirse de corto en el Mundial.

CENTROCAMPISTAS

Carlos Sánchez (3 partidos, 172 minutos, 0 goles)

Dos penaltis cometidos, una tarjeta amarilla, una tarjeta roja... El de Rusia ha sido un Mundial para olvidar para 'La Roca', al que se le ha visto fuera de sitio, fallón y poco acertado. Con Wilmar, Lerma y Uribe en la recámara Colombia tiene recambio.

Wilmar Barrios (3 partidos, 269 minutos, 0 goles)

De las mejores noticias de Colombia en esta Copa del Mundo. El futbolista de Boca Juniors demostró que está para grandes cosas y que un torneo así no le queda grande. Se la jugó en el duelo contra Inglaterra en un rifirrafe con Henderson en el que el árbitro le mostró la tarjeta amarilla cuando debió ser expulsado (su único lunar). Debió ser titular ante Senegal.

Jefferson Lerma (4 partidos, 175 minutos, 0 goles)

Otro joven que pide paso. El mediocampista adoptó funciones más defensivas que las que muestra en el Levante, pero rindió. Titular en el primer partido ante Japón y en el último contra Inglaterra, en el que formó un trivote con Barrios y Sánchez.

Mateus Uribe (3 partidos, 182 minutos, 0 goles)

Pékerman lo definió antes del encuentro ante Polonia como "el jugador número 12". En ese partido ingresó a la media hora por el lesionado Aguilar y Colombia jugó sus mejores minutos de fútbol del torneo. Fue titular contra Senegal, pero volvió al banquillo frente a Inglaterra. Cuando ingresó no marcó diferencia y desperdició un penal decisivo luego de que Ospina le atajara uno a Henderson.

Abel Aguilar (1 partido, 32 minutos, 0 goles)

Uno de los 'protegidos' de Pekerman. Llegó al Mundial pese a no haber estado a un gran nivel en su club, el Deportivo Cali, en los últimos meses. Fue suplente en el debut y titular en la segunda jornada por la sanción de Carlos Sánchez. Sin embargo, tuvo que retirarse lesionado a los 32 minutos. Colombia no acusó su ausencia. Un lugar que pudo tranquilamente ocupar alguien como Cardona por ejemplo.

Juán Fernando Quintero (4 partidos, 310 minutos, 1 gol)

La luz de esta Selección Colombia en Rusia. El 'jugón' de River Plate regresó por la puerta grande a un Mundial y, ante la ausencia por lesión de James, se echó el equipo a la espalda. Marcó el único tanto 'cafetero' en la derrota a manos de Japón y dio dos asistencias, una a Falcao contra Polonia y otra a Mina frente a Senegal. Sin embargo la chispa se apagó tras el triunfo ante Polonia y la posterior salida por lesión de James. Ya sin el "10", el "20" se perdió y no fue capaz de crear sociedades, generar opciones de gol o intentar conseguir una falta gracias a su habilidad.

James Rodríguez (3 partidos, 152 minutos, 0 goles)

¿Qué hubiera sido de Colombia si James llega a estar en forma? Nunca se sabrá. Lo que sí se sabe es que su ausencia mermó seriamente las opciones de la 'Tricolor'. Suplente de inicio ante Japón, sacó a relucir toda su clase en la segunda jornada ante Polonia -dio dos asistencias y fue nombrado mejor jugador del partido- y tuvo que ser sustituido a la media hora del choque frente a Senegal. El sóleo le impidió vestirse de corto en el duelo de octavos.

José Heriberto Izquierdo (1 partido, 70 minutos, 0 goles)

El caso del futbolista del Brighton & Hove Albion es similar al de Óscar Murillo: titular en el debut y después no se le volvió a ver. No se entendió bien con Mojica en el costado zurdo y Pékerman no le utilizó más.

Juan Guillermo Cuadrado (4 partidos, 331 minutos, 1 gol)

Fue de menos a más. Después de un primer partido ante Japón que dejó dudas, brilló contra Polonia y dejó pinceladas de su calidad en el duelo ante Senegal. En octavos se le notó nervioso, pero peleón y batallador como siempre. Uno de los que más brillaron en Rusia.

DELANTEROS
Radamel Falcao García (4 partidos, 377 minutos, 1 gol)

'El Tigre' se perdió el Mundial de Brasil 2014 por lesión y por fin pudo debutar -y marcar- en un campeonato del mundo. Vio portería en la goleada sobre Polonia, en el mejor encuentro de los 'cafeteros' en Rusia. En el resto de partidos apenas tuvo relevancia: sufrió y le tocó hacer kilómetros y kilómetros en el debut por la expulsión de Sánchez y acusó las tácticas conservadoras de Pekerman. Se asoció bien y buscó los espacios, pero estuvo muy solo arriba.

Carlos Bacca (3 partidos, 91 minutos, 0 goles)

Ingresó como revulsivo, cuando su equipo necesitaba marcar, y apenas tuvo importancia ni relevancia. O jugaba fuera de posición o no se asociaba con sus compañeros, pero la suerte le fue esquiva al barranquillero. Muchos le recordarán en este torneo por fallar el definitivo penalti contra Inglaterra.

Luis Fernando Muriel (2 partidos, 91 minutos, 0 goles)

Se esperaba que el delantero del Sevilla tuviera más peso en Rusia, sobre todo tras la lesión de James. Hizo las veces del '10' en el duelo ante Senegal y apuntaba a titular ante Inglaterra. Sin embargo, Pekerman apostó por una táctica más conservadora y Muriel regresó al banquillo. Se asoció bien con sus compañeros cuando jugó y debería ser uno de los referentes en el futuro.

Miguel Ángel Borja (1 partido, 1 minuto, 0 goles)

Tuvo un minuto en el encuentro contra Senegal después de haberse quedado en el banquillo en las dos primeras jornadas. Una inoportuna lesión en un entrenamiento le dejó fuera del partido de octavos de final.