Si Inglaterra y Suecia salen del Mundial, tendremos final inédita

Selección de Inglaterra durante el himno en el juego por la fase de grupos ante Bélgica. Rusia 2018.

Por uno de los lados del cuadro de finalistas del Mundial, sólo Inglaterra y Suecia han ganado o disputado final de Mundial // EFE ARMANDO BABANI.


Manuel Fernando Herrera Figueroa

Dom, 07/01/2018 - 20:06


La selección de Colombia tiene este martes una verdadera oportunidad histórica para hacer su mejor Mundial, no porque pase a cuartos de final, instancia a la que ya llegó en el Mundial pasado, sino porque en sus manos, o en sus pies, tienen la chance de eliminar a una de las selecciones históricas y que después de España, que fue despedida del Mundial por los anfitriones, era la única de la parte baja del cuadro que había conseguido una Copa Mundial de la FIFA (lo hizo en el Mundial que organizó en el '66).

El otro de los equipos de esta parte del cuadro que logró llegar a una final fue la selección de Suecia, que también como organizador enfrentó en la final a la Brasil de Pelé ante la cual cayó derrotada en 1958.

Colombia, así como los otros equipos de esta zona, se encuentran ante una oportunidad única. Si bien Inglaterra y Suecia se han mostrado fuertes en la fase de grupos, no son las selecciones históricas que generen temor en sus rivales, ni tampoco equipos a los cuales sea imposible ganarles. Si el combinado patrio consigue la victoria este martes y la selección de Suiza hace lo propio ante los suecos, a la final llegaría por este lado del cuadro un seleccionado que nunca antes ha disputado una final de Mundial.

Es el momento para que con fútbol y valentía podamos escribir el nombre de nuestra selección en las páginas de los grandes equipos de la historia, esos que se convierten en leyendas y que juegan cada partido como si fuera el último. No es algo fácil de hacer, las apuestas en ambos partidos están parejas sin favorito definido, pero el escenario está listo y las condiciones están dadas para que al menos 4 equipos se rebelen y busquen arrebatarles a Inglaterra y Suecia su lugar histórico y sean ellos quienes se alcen con el favor de los dioses del fútbol para instalrse el 15 de julio por primera vez en una final que de darse, sería inédita.