James es la magia de Colombia

James Rodríguez

James Rodríguez.


CARLOS CABALLERO

Mar, 06/26/2018 - 20:05


Colombia tiene un gran referente, un jugador distinto, un crack y su nombre es James Rodríguez, quien en sus botines tiene magia.

Cuando James está bien, la tricolor funciona, el juego del 10 contagia y su coraje también. El jugador del Bayern Munich atraviesa por un momento espectacular y eso ilusiona a Colombia, que el jueves debe vencer a Senegal para no depender de nadie y avanzar a los cuartos de final del Mundial de Fútbol de Rusia.

Tiene visión de juego, es claro con el balón en los pies, se lo esconde al rival, toca de primera cuando así lo requiere el juego y filtra al vacío en el momento que encuentra un hueco para dejar en posición anotadora a sus compañeros.

Y de esto último sí que tiene mucho. James metió dos pases-gol, uno a Mina y otro a Cuadrado, para sellar la goleada ante Polonia. Con su zurda pone pases milimétricos, maneja la pierna a su antojo, con toques cortos o largos que llevan mucha precisión y ‘veneno’ para sus rivales.

Es el maestro de la orquesta, esa que funciona bajo su mando, por eso siempre el balón debe pasar por sus pies, él le pone su impronta y entonces Colombia muestra toda su categoría de mitad de cancha hacia adelante.

Tiene en Cuadrado y Quintero a dos socios de alto nivel para la elaboración de juego. Con ellos hay brillantez, lo demostraron en el primer gol, en una jugada que tuvo el sello de los tres. Lo anterior quiere decir que James tiene unos buenos coequiperos, algo importantísimo en este equipo de torneos cortos.

A Rodríguez se le define con una sola palabra: magia. El 10 despertó y dijo presente en el Mundial, una cita en la que quiere ser uno de los mejores del certamen.