Abandonan a recién nacido en alcantarilla de Sidney, Australia

23 de noviembre de 2014 08:56 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La policía australiana está interrogando a una mujer de 30 años cuyo bebé recién nacido fue encontrado el domingo abandonado en una alcantarilla cerca de una carretera de Sidney.

El bebé, de pocos días de nacido, estaba en estado grave pero estable en el Hospital Infantil Westmead, de Sidney, informó la policía en un comunicado.

La madre fue llevada al Hospital Blacktown en Sidney tras ser interrogada por detectives, informaron las autoridades, que no ofrecieron detalles sobre su estado de salud.

Un grupo de ciclistas rodaba por una ciclovía junto a la carretera M7 en el suburbio de Quakers Hill cuando escucharon algo extraño saliendo de la alcantarilla, dijo la policía. Lograron levantar la pesada tapa de hormigón de la alcantarilla, de 2,5 metros (8 pies) de profundidad, y vieron al niño envuelto en una cobija de hospital en el fondo.

"Creíamos que era un gato o algo así", dijo el ciclista David Otte al noticiero del canal de televisión Ten Network. "Cuando bajamos que nos dimos cuenta exactamente de qué se trataba".

La policía llegó al lugar poco después y rescató el bebé.

"Es perturbador ver que dejaron al niño en una alcantarilla", dijo David Lagats, inspector de la policía de Quakers Hill, quien calculó que el menor tiene dos o tres días de nacido.

"Todos pensamos lo peor, pero estaba vivo", agregó.

El niño no tenía señales de lesiones físicas, pero estaba desnutrido y deshidratado, agregó el inspector.

La policía dijo que encontraron a la madre el domingo por la tarde tras revisar registros de hospitales y tocar en varias casas del vecindario. No dieron a conocer el nombre de la madre pero dijeron que es de Quakers Hill. La mujer fue llevada a la estación de policía para interrogarla.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS