Mundo


Agente de policía entre las víctimas del ataque al Capitolio en EE. UU.

De acuerdo con información de CNN, el oficial habría fallecido como consecuencia del asalto al Congreso de EE. UU.

EFE

07 de enero de 2021 08:25 PM

Un agente de policía del Capitolio estadounidense murió este jueves como consecuencia del asalto de seguidores del presidente Donald Trump al Congreso registrado este miércoles, informó la cadena de televisión CNN. También puede leer: Identificadas las cuatro víctimas mortales del asalto al Congreso de EE. UU.

Con este fallecimiento, ya son cinco las personas fallecidas a causa de esos incidentes, que se produjeron cuando los congresistas estaban reunidos para ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre.

Además del policía, cuya identidad aún no ha sido revelada, perdieron la vida cuatro de los manifestantes: Ashli Babbitt, una mujer de 35 años residente en San Diego (California, EE.UU.); Benjamin Phillips, de 50 y de Ri (Pensilvania); Kevin Greeson, de 55 años, de Athens (Alabama); y Rosanne Boyland, de 34 años, de Kennesaw (Georgia).

Así lo anunció el jefe del Departamento de Policía Metropolitana de Washington D.C., Robert Contee III, en una rueda de prensa en la que no dio detalles sobre las circunstancias específicas de las muertes, aunque tres de ellas fueron por “emergencia médica” y otra por disparo.

Ese último fue el caso de Babbitt, la mujer de San Diego que pereció después de recibir un disparo de un agente de la Policía del Capitolio de EE.UU., de acuerdo con un comunicado de ese cuerpo, que se encarga exclusivamente de la seguridad del propio edificio y los colindantes, propiedad del Gobierno.

“Se brindó asistencia médica de inmediato y la mujer fue trasladada al hospital, donde más tarde sucumbió a sus heridas”, agregó la Policía del Capitolio.

De acuerdo con varios videos difundidos por las redes sociales, Babbitt trató de entrar en una zona del Capitolio a través de una ventana rota, flanqueada por otros asaltantes y fue entonces cuando el policía apretó el gatillo, terminando con su vida de un solo disparo.

Según los medios locales de California, esta mujer era veterana del Ejército estadounidense, libertaria, ferviente seguidora de Trump y partidaria de la Segunda Enmienda, que protege el derecho a portar armas.

El día antes de su fallecimiento, Babbitt aseguró en Twitter que “nada” detendría al movimiento de apoyo de Trump.

“Nada nos detendrá. Pueden intentar y tratar de hacerlo, pero la tormenta está aquí y descenderá sobre DC en menos de 24 horas”, escribió en su cuenta personal.

Babbitt fue la primera víctima mortal confirmada del asalto al Capitolio de EE.UU., que obligó a aplazar las sesiones de la Cámara Baja y el Senado.

Después de casi cuatro horas de asalto, y con todo tipo de destrozos en los hemiciclos y oficinas del Congreso, los legisladores de ambos partidos consideraron importante retomar la misma noche del miércoles la sesión interrumpida y acabaron ratificando la victoria de Biden.

Renuncia el Jefe de Policía del Capitolio

El jefe de la policía del Capitolio de Estados Unidos, Steven Sund, renunció este jueves tras las críticas recibidas por su incapacidad para impedir el asalto al Congreso por una turba de seguidores del presidente, Donald Trump, que causó cinco muertos.

La renuncia de Sund, quien había sido objeto de críticas especialmente duras de parte de la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, entrará en efecto este 16 de enero, informó una portavoz de su oficina.

Horas antes, Pelosi había pedido la renuncia de Sund y la de los responsables de la seguridad de ambas cámaras del Congreso, cada una de las cuales tiene su policía, aparte de la conjunta del Capitolio.

Pero en su rueda de prensa, Pelosi había sido especialmente dura con el jefe de la policía del Capitolio.

“Señor Sund, ni siquiera nos ha llamado desde que sucedió esto”, le dijo la presidenta de la Cámara Baja.

Los legisladores de ambas cámaras y de ambos partidos se comprometieron hoy a investigar cómo pudo la seguridad del Capitolio permitir que la turba de seguidores de Trump penetrara por la fuerza en el edificio, en unos disturbios que dejaron cinco muertos, incluido un policía del Capitolio, y varios agentes lesionados.

Tras ser arengados por Trump ante la Casa Blanca, donde repitió su retahíla de denuncias infundadas de fraude electoral, los manifestantes, incluidos extremistas y supremacistas blancos, se dirigieron al Capitolio, donde los legisladores celebraban una sesión para validar la victoria electoral del demócrata Joe Biden.

Con su asalto violento, los revoltosos lograron interrumpir la sesión del Congreso durante varias horas, pero tras recuperarse el control del legislativo, los congresistas regresaron y confirmaron la victoria electoral de Biden.

Sund, que era jefe de policía del Capitolio desde junio de 2019, había servido antes en el Departamento de Policía Metropolitana de Washington durante más de 25 años.