Mundo


Agente del FBI murió en prisión donde cumplía 15 cadenas perpetuas

El preso fue declarado muerto por los trabajadores de los servicios de emergencia que lo atendieron en el lugar.

EFE

06 de junio de 2023 08:45 AM

El agente del FBI Robert Hanssen, quien espió para la extinta Unión Soviética y luego para Rusia, falleció este lunes en la cárcel donde cumplía quince cadenas perpetuas consecutivas por traicionar a EE.UU..

Hanssen, de 79 años, fue “encontrado inconsciente” sobre las 06.55 hora local (12.55 GMT) en la cárcel federal “Supermax” en Florence, en Colorado, informó la Oficina de Prisiones en un comunicado. Lea aquí: Las pistas desconocidas de la Fiscalía en el escándalo de Laura Sarabia

La nota no ofrece detalles sobre el motivo de su fallecimiento, aunque precisa que ningún reo ni miembros del personal de la cárcel resultaron heridos y que en ningún momento hubo peligro para el público.

El preso fue declarado muerto por los trabajadores de los servicios de emergencia que lo atendieron en el lugar.

Hanssen fue detenido en 2001 y se declaró culpable de quince cargos de espionaje por vender material altamente clasificado a la Unión Soviética y a Rusia durante los últimos años de la Guerra Fría. Llevaba en la prisión de Colorado desde 2002.

En su página web, el FBI lo califica como “el espía más dañino” de su historia, ya que entregó a los rusos información de seguridad nacional “a cambio de 1,4 millones de dólares en efectivo, fondos bancarios y diamantes”. Sus actividades de espionaje comenzaron en 1985, nueve años después de que se uniera al FBI.

Hanssen operaba bajo el apodo de “Ramón García” con los rusos y proporcionó información delicada, que comprometió a “numerosas fuentes humanas, técnicas de contrainteligencia, investigaciones y decenas de documentos gubernamentales clasificados”, entre otros, al KGB y a la agencia que le sucedió, el SVR, indica el FBI.

Gracias a su experiencia y entrenamiento, Hanssen pasó desapercibido durante años, aunque sus actividades levantaron alguna que otra sospecha durante el tiempo que colaboró con Moscú.

En la década de los 90, tras el arresto de agente de la CIA Aldrich Ames por trabajar para los rusos, esta agencia y el FBI se dieron cuenta de que debía de haber otro espía de Rusia en sus filas, que estaba compartiendo información clasificada, hasta que dieron con Hanssen.

El estadounidense fue arrestado después de que fuera capturado en el acto en un parque de Virginia, donde intentaba ponerse en contacto con otro espía de Rusia. Lea aquí: Montana, el primero de los Estados Unidos que prohibe la red social Tik Tok

Meses más tarde, se declaraba culpable de vender miles de documentos clasificados a Moscú con datos sobre la estrategia de EE.UU. frente a una guerra nuclear y con información de contrainteligencia, entre otros.

Hanssen también alertó a los rusos de la existencia de un túnel secreto construido por el FBI bajo la Embajada de Rusia en Washington para llevar a cabo escuchas y fue acusado de comprometer a decenas de rusos que habían colaborado con EE.UU., de los que algunos fueron ejecutados.

En su momento, el Departamento de Justicia describió esta situación como “posiblemente el peor desastre de Inteligencia en la historia de EE.UU.”.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS