Mundo


Al menos cuatro muertos tras el hundimiento de un barco español en Canadá

De los 24 tripulantes del barco, dos más de los que constaban en los documentos de Salvamento Marítimo de España, tres han sido rescatados con vida.

EFE

15 de febrero de 2022 09:16 AM

Al menos cuatro personas han muerto este martes tras el hundimiento de un barco español que faenaba en aguas canadienses de Terranova, informaron fuentes oficiales.

De los 24 tripulantes del barco, dos más de los que constaban en los documentos de Salvamento Marítimo de España, por cambios en el embarque fina, tres han sido rescatados con vida.

Entre la tripulación figuran 16 personas con nacionalidad española, según consta en la documentación de la casa armadora, mientras que el resto de marineros serían naturales de Perú y de Ghana.

El pesquero Villa de Pitanxo, propiedad del armador español Manuel Nores, se hundió de madrugada hora española a unos 450 kilómetros al sureste de Terranova, según registró la baliza de la embarcación.

Entre la tripulación figuran 16 personas con nacionalidad española.

Fuentes del Centro Nacional de Coordinación de Salvamento Marítimo de España confirmaron a Efe que el barco emitió dos alertas, pero a pesar de que las autoridades intentaron contactar con ellos en varias ocasiones, nadie respondió.

En las labores de rescate participan varios pesqueros que faenaban por la zona, con los que sí se pudo establecer contacto, uno de bandera portuguesa y otro de origen español.

Fue este último el que halló una balsa con los tres supervivientes y los cuatro cadáveres, además de objetos procedentes del naufragio.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Todos ellos iban a bordo de una de las tres balsas salvavidas que han localizado las autoridades canadienses, dos de las cuales fueron encontradas “completamente vacías”, mientras que la cuarta aún se sigue buscando al haberse perdido el rastro.

Los tres tripulantes rescatados hasta ahora presentan un “shock hipotérmico”, según la representante del Gobierno en la provincia española de Pontevedra (noroeste), donde tiene su base el barco, porque “la situación en las aguas de Terranova era muy mala y la temperatura del agua es terrible”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS