Mundo


Alargan una hora la votación en Venezuela pese a escasez de electores

Tanto en Caracas como en Maracaibo, segunda ciudad del país, varios centros de votación tuvieron una escasa asistencia.

EFE

06 de diciembre de 2020 06:15 PM

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela atrasó una hora el cierre de los centros de votación para los comicios legislativos de este domingo, pese a la escasez de electores que se ha observado durante toda la jornada.

“En razón de que tenemos el reporte de que, para esta hora, se mantiene la concurrencia de electores en los centros de votación, hemos decidido en reunión de la directiva del CNE que estos centros podrán permanecer abiertos hasta las 7 de la noche o hasta que haya electores en la cola”, dijo el vicepresidente de esa entidad, Leonardo Morales.

La hora de cierre estipulada son las 18.00 (22.00 GMT), 12 horas después de su apertura.

Según pudo constatar Efe, tanto en Caracas como en Maracaibo, segunda ciudad del país, varios centros de votación tuvieron una escasa asistencia.

Numerosas fotografías difundidas en redes sociales muestran una situación similar en muchos puntos del país.

Por otra parte, Morales detalló que en algunos centros “ya se encuentran empezando el proceso de cierre del acto de votación”.

“Es importante recordar al país que para dar cumplimiento a la normativa electoral es necesario la verificación de que no existan electores en cola en las afueras de los centros de votación, esa es la única condición que establece la norma para el cierre del acto electoral”, subrayó.

Apenas unos minutos después del anuncio, Efe pudo constatar que varias entidades de Gobierno promovidas por el chavismo y fuertemente vinculadas al oficialismo, como los consejos comunales, comenzaron a difundir mensajes entre vecinos en los que avisaban de la prolongación.

Asimismo, recordaban la necesidad de escanear los carnets de la patria, un polémico mecanismo para el reparto de ayudas del Estado que ha sido denunciado por parte de la oposición como un sistema de control social y de “extorsión” de votos a cambio de comida y otros beneficios.

Tras el anuncio, el jefe de campaña del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Jorge Rodríguez, saludó la medida.

“Todavía queda una larga hora de votación, todavía hay gente en los centros”, celebró.