Altura y escasez afectan rescate

16 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los sobrevivientes del terremoto y sus remezones durmieron a la intemperie en un rincón remoto del Tíbet mientras los rescatistas enfrentaban los inconvenientes de la altura y la falta de suministros. La cifra de muertos ascendía, hasta ayer, a 760. Heridos con fracturas en brazos o piernas lloraban de dolor mientras los equipos médicos podían ofrecerles poco más de inyecciones. Una mé-dica en el hospital provincial de Qinghai, donde eran trasladados los heridos más graves, dijo que no tenía idea de cuántos recibían tratamiento porque no había tiempo para contarlos. EL BALANCE Muchos sobrevivientes aturdidos vagaban por las calles polvorientas de Jiegu, donde los socorristas calculaban que se desplomaron del 70% al 90% de las viviendas precarias de madera y adobe. Cientos de personas se congregaron para dormir en una plaza en torno de una imponente es-tatua del mítico rey tibetano Gesar, envueltas en mantas rescatadas de las casas conmovidas por los sismos del miércoles. “No hay nada para comer. Sólo hemos estado bebiendo agua”, dijo Zhaxi Zuoma, de 32 años, acampado con otros ciudadanos en un terreno rocoso. El grupo le pidió a una reportera que les llevase alimentos al día siguiente. La agencia noticiosa oficial Xinhua dijo que había 760 muertos, 243 desaparecidos y 11.477 heridos, de ellos 1.174 graves. El más intenso de los temblores registró una magnitud de 6.9 según la Oficina Geológica Estadounidense y 7.1 según las autoridades chinas. Los vehículos de rescate recorrían el trayecto de 12 horas desde la capital provincial hasta la región montañosa, que seguía temblando con re-mezones. La altura promedia unos 4.000 metros, lo que corta la respiración y enferma a algunos rescatistas. Aun los perros entrenados se veían afectados, dijo a la prensa en Beijing el subdirector de emergencias, Miao Chonggang. PALABRAS DEL PRESIDENTE El presidente chino, Hu Jintao, afirmó ayer en Brasilia que el terremoto que dejó más de 600 muertos en su país fue una “gran calamidad” y confirmó que adelantará su retorno a China. La provincia de Qinghai “sufrió una gran calamidad de terremoto, resultando en grandes pérdidas de vidas humanas”, dijo Hu Jintao, en la traducción oficial tras reunirse con su par brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva. El mandatario chino explicó en declaraciones a la prensa que su Gobierno está empeñado en las labores de emergencia en la zona. “Por eso resolví anticipar mi regreso a China”, señaló. Hu debía participar de una cumbre de líderes del BRIC (Brasil, Rusia, India y China) en Brasilia y una visita oficial a Brasil hoy. Ambos eventos fueron adelantados y realizados ayer y al final de la jornada regresará a su país. Una visita oficial a Venezuela y otra a Chile agendadas para el fin de semana fueron canceladas. El presidente chino llegó a Brasil procedente de Washington, donde el martes participó de la cumbre nuclear convocada por Barack Obama.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS