Mundo


Arabia Saudí frena la desescalada en Yeda por nuevo pico de la COVID-19

La decisión se produce después de que Arabia Saudí, el país árabe más afectado por el coronavirus, haya visto incrementar los positivos de la enfermedad en los últimos días.

EFE

05 de junio de 2020 04:27 PM

Arabia Saudí anunció hoy el restablecimiento del toque de queda en Yeda, la segunda ciudad del país, apenas una semana después de haber comenzado el proceso de desescalada de las restricciones para evitar la expansión de la COVID-19.

El ministerio del Interior indicó a la agencia oficial SPA que desde este sábado se establecerá el toque de queda desde las 15.00 hasta las 6.00 en esta urbe situada en el Mar Rojo.

Asimismo, se suspende la actividad púbica y privada, además de cerrar restaurantes y cafés, prohibir las actividades en mezquitas y las reuniones de más de cinco personas.

Un portavoz del ministerio indicó que siguen revisando la situación también en la capital, Riad, donde los casos siguen aumentando en los últimos días, y se tomará “la acción adecuada en caso de que el incremento continúe”.

Arabia Saudí tiene con 95.748 casos y 642 muertos.

En los datos publicados hoy, correspondientes al día 4, el Reino sumó 2.591 casos más y 31 muertos, un fuerte repunte con relación a los 1.975 casos del día 3 y los 1.581 que registró el día 28, cuando Arabia Saudí comenzó su proceso de desescalada.

El pasado día 28 se convirtió en el primer país árabe en comenzar formalmente un proceso de reducción de restricciones para contener la expansión de la enfermedad.

La mayor parte de Arabia Saudí se encuentra ya en la segunda fase de ese proceso, con la reanudación de parte de las actividades religiosas en más de 90.000 mezquitas y del trabajo en algunas oficinas públicas y privadas bajo una serie de medidas sanitarias como el uso de mascarillas.

La tercera y última fase empezará el 21 de junio, cuando las autoridades saudíes prevén que todas las regiones volverán a “situaciones normales” previas a las del toque de queda, salvo la ciudad sagrada de La Meca, que ha quedado al margen de este programa.

La fuente ministerial indicó que el programa está sujeto a las decisiones que sean necesarias dependiendo de la situación de la pandemia en el país.