Mundo


Asesinan a periodista y su escolta en sur de México

Organismos de prensa exigen justicia después que un grupo armado no identificado asesinó a un periodista en el sur de México y a un policía que había sido asignado para su protección.

AP

03 de agosto de 2020 04:38 PM

Organismos de prensa exigieron el lunes justicia después que un grupo armado no identificado asesinó a un periodista en el sur de México y a un policía que había sido asignado para su protección después de un atentado en 2016.

Pablo Morrugares es el quinto periodista en ser asesinado en México este año, en ataques en que cada vez más mueren los agentes asignados a proteger a las víctimas. Más de 140 periodistas han sido asesinados en los últimos 20 años en el país.

La Fiscalía General del Estado de Guerrero indicó que Morrugares y un agente de la policía estatal “se encontraban en un negocio de venta de alimentos y bebidas... cuando llegaron los ocupantes de un vehículo y dispararon en el lugar” el domingo. Los peritos recuperaron 55 cartuchos percutidos de fusiles de asalto R-15 en el restaurante, ubicado en la ciudad de Iguala. Los agresores aparentemente abrieron fuego desde un auto en movimiento.

Morrugares era director del portal P.M Noticias Guerrero, que publicaba frecuentemente notas sobre los hechos de violencia cometidos por el crimen organizado en la región. Medios locales reportaron que amenazas contra Morrugares habían sido realizadas anteriormente por medio de mantas que aparecían desplegadas en diferentes espacios públicos, una táctica usada con regularidad por las bandas de narcotraficantes en México.

El lunes, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) exigió a las autoridades que el crimen fuera investigado.

“Morrugares, director del portal PM Noticias, tenía protección policial desde 2016, cuando él y su esposa salieran ilesos de un atentado”, subrayó la SIP en un comunicado publicado en su portal.

La asociación exhortó a las autoridades mexicanas a destinar más fondos y seguridad para los periodistas registrados en un programa de protección gubernamental.

Si bien las autoridades mexicanas asignan escoltas ocasionalmente a periodistas que han recibido amenazas, los perpetradores de los ataques asesinan a ambos con mayor frecuencia cada vez.

En mayo, hombres armados mataron a tiros del dueño de un periódico y a un agente que había sido asignado para protegerlo en el estado norteño de Sonora, después de haber recibido amenazas.