Conflicto en Egipto aumenta odio contra cristianos

08 de agosto de 2013 04:55 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Era de noche y 10.000 islamistas marchaban por la calle de mayor presencia cristiana en esta antigua ciudad egipcia, gritando "islámico, islámico, pese a los cristianos". Varios chicos supervisados por un adulto escribían en los muros "Boicot a los cristianos".

Mientras los islamistas están a la defensiva en El Cairo tras el golpe de Estado del ejército que depuso al presidente Mohamed Morsi, en Asiut y otros poblados del extremo sur de Egipto han desatado una creciente campaña de odio, acusando a la minoría cristiana del país de haber organizado de alguna manera el derrocamiento de Morsi.

"Tawadros es un perro", señala un insulto en un muro, refiriéndose al papa Tawadros II, patriarca de la Iglesia copta, la secta cristiana egipcia. Los hogares, negocios y centros de oración cristianos han sido marcados con enormes cruces pintadas.

La hostilidad llevó el miércoles a una coalición de 16 grupos defensores de los derechos en Egipto a alertar sobre una próxima oleada de violencia y a exigir que las autoridades posteriores al golpe de Estado protejan a los cristianos, que representan el 10% de la población del país y sufren una discriminación crónica.

Asiut es una ciudad a la ribera del río Nilo con un millón de habitantes. A 400 kilómetros (250 millas) al sur de El Cairo, Asiut data de la era de los faraones. El Nuevo Testamento señala que María, José y el niño Jesús pasaron por el lugar en su huida del infanticidio del rey Herodes. Hoy en día, los temores cristianos se han agravado por la incapacidad de las autoridades para frenar las pintas en los muros y las protestas islamistas, que se han llevado a cabo casi noche tras noche desde el golpe de estado del 3 de julio en el que Morsi perdió el poder.

"Ellos (los islamistas) no se detendrán a menos que se les permita hacer lo que deseen sin temor a ser juzgados por sus actos", dijo Hossam Nabil, de 38 años y propietario de una joyería en la calle Youssry Ragheb, donde se realizó la marcha el martes por la noche. "Son muchos y un día de estos destruirán nuestros comercios".

Al igual que otros cristianos con negocios sobre esa calle, Nabil cerró su tienda hasta que terminó la manifestación.

"Ellos (los manifestantes) cruzan su índice por su garganta en señal de que nos degollarán, o gritan el nombre de Morsi en nuestros rostros", denunció.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Asia

DE INTERÉS