Mundo


Ataque de Al Shabab deja al menos siete muertos en Somalia

Una van cargada de explosivos fue detonada en un recinto militar cerca del Estadio Nacional de Mogadiscio. Hay al menos 14 personas heridas.

DEUTSCHE WELLE

08 de agosto de 2020 09:07 AM

Al menos siete personas perdieron la vida en Somalia este sábado (08.08.2020), luego de que un coche bomba explotara en las afueras de una base militar en Mogadiscio. El ataque, reivindicado por el grupo terrorista Al Shabab, afectó a un recinto ubicado cerca del Estadio Nacional, donde están estacionados soldados del Ejército Nacional de Somalia (SNA).

“Hubo una enorme explosión en el campo de la 27a. Brigada. Un vehículo cargado con explosivos chocó el acceso al lugar. Siete personas murieron y más de diez resultaron heridas”, dijo a la AFP el teniente Mohamed Abdirahman. Fuentes sanitarias, en cambio, aumentaron el total de fallecidos a ocho, además de catorce heridos.

La onda expansiva de la explosión se dejó sentir por amplios sectores de la ciudad. Una nube de polvo se levantó tras el estallido y numerosas ventanas fueron destruidas. Según testigos, el vehículo, una van, pasó un puesto de control militar antes de impactar en el recinto. Varios otros automóviles se incendiaron tras la explosión, dijeron personas presentes en el lugar.

País en permanente conflicto

El grupo radical Al Shabab se atribuyó el ataque, asegurando haber matado a decenas de soldados de élite. “Realizamos una operación de martirio exitosa en una base militar apóstata en Mogadiscio, el enemigo sufrió numerosas bajas y fueron destruidos vehículos militares”, dijo su portavoz, Abdiasis Abu Musab. El grupo, que suele exagerar las muertes que provocan sus acciones, intenta instaurar un estado islamista fundamentalista en Somalia y controla buena parte del sur y centro del país.

Desde 2008, el gobierno de Somalia, que cuenta con el respaldo de la comunidad internacional, lleva a cabo ataques contra las posiciones de los radicales con apoyo de Estados Unidos y la Unión Africana. El país está sumido en la violencia desde 1991, cuando señores de la guerra derrocaron al líder Mohamed Siad Barre y luego se enfrentaron entre ellos.