Mundo


Balance de la tragedia: cesan las lluvias y tormentas en California, EE.UU.

El estado dorado del país norteamericano sufrió la peor tormenta de los últimos 100 años. Esto fue lo que dejó el fenómeno natural.

Después de la tormenta, llega la calma. Así como reza el viejo adagio popular llegó la anhelada calma a California, después de la peor tormenta en los últimos cien años en el denominado estado Dorado.

Este estado fue golpeado durante tres semanas continuas, entre el 26 de diciembre y el 16 de enero, por los embates de las lluvias, tormentas, nevadas, inundaciones, ríos desbordados y ráfagas de viento superiores a los 85 kilómetros por hora. (Lea: California bajo el agua: 17 muertos por emergencia invernal).

“Por fin paró de llover. Con la tormenta era imposible salir para hacer las compras y abastecerse. Gracias a Dios llegó el sol”, dijo la joven salvadoreña Nicole Hernández.

Según registros del Servicio Meteorológico Nacional (NWS) de los Estados Unidos, serán 10 días continuos de sol, pero con bajas temperaturas en las noches.

Cayeron 32 millones de galones de agua y nieve

La misma entidad meteorológica registró que en California hubo precipitaciones que dejaron 145.474.880 metros cúbicos, unos 32 billones de galones, de lluvia y nieve, causando daños en 41 de los 58 condados del estado.

Por ello, el presidente Joe Biden ordenó a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), hacer un barrido de los daños que hubo a lo largo y ancho del Estado. Cerca de 500 agentes harán las labores de registro.

Asimismo, el mandatario estadounidense realizó una inspección en las zonas más golpeadas por el desastre en los condados de Santa Cruz y Santa Clara.

Biden igualmente había aprobado, en días recientes, la declaración de catástrofe en el estado de California y ordenó ayuda federal para recuperar las áreas y condados afectados de manera inmediata.

El desastre en cifras: 21 muertos

Según los organismos de emergencia durante este ola invernal murieron 21 personas. Las pérdidas materiales son incalculables, pero algunos expertos afirman que sobrepasó los mil 200 millones de dólares.

Además, más de medio millón de personas se vieron afectadas por los cortes de luz o apagones de energía.

En total 4 millones de californianos tuvieron alguna emergencia durante esta temporada invernal y de ríos ciclónicos de baja presión atmosférica.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) de los Estados Unidos, las lluvias volverían el 30 de enero al suelo californiano con probabilidad del 40 por ciento.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS