Mundo


Bolivia reporta 9.993 nuevos casos y 65 fallecidos por COVID-19

Cuatro departamentos han sido los más golpeados por el COVID-19; tres de ellos con más de 2.000 casos cada uno.

Bolivia reportó 9.993 nuevos contagios y 65 fallecidos por COVID-19, según el último reporte del Ministerio de Salud; además superó los 150.000 casos activos de la enfermedad mientras el país atraviesa la cuarta ola de la pandemia.

El departamento de Santa Cruz, el más golpeado desde la llegada de la pandemia, reportó 2.045 contagios, La Paz 2.022, Cochabamba 2.012 y Tarija 1.201.

En tanto que los departamentos que presentaron registros por debajo del millar fueron Chuquisaca con 941, Oruro que acumuló 753, Potosí que cuantificó 631, Beni y Pando que reportaron 211 y 177, respectivamente.

Con estas cifras, el país acumula 20.504 decesos y 795.087 casos confirmados de coronavirus desde la identificación de los primeros en marzo de 2020, mientras que son 150.583 los contagios que se mantienen activos.

La cuarta ola comenzó a fines de octubre, pero con una mayor incidencia de casos a fines de diciembre, con jornadas en las que se superaron los 14.000 contagios y presenta una tasa de letalidad de 0,6 %.

El Gobierno del país declaró Emergencia Sanitaria a fines del año pasado y días después confirmó la presencia de la variante ómicron.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Por otro lado, el proceso de vacunación que comenzó hace un año ha conseguido que se administren más de 11,4 millones de vacunas entre primeras, segundas y terceras dosis, además de inmunizaciones únicas a mayores de 5 años entre una población vacunable de 10,2 millones.

El informe del Ministerio de Salud detalla que se han empleado 5.582.759 primeras dosis, 4.033.961 de la segunda y 796.499 componentes de refuerzo además de 994.961 inmunizantes únicos.

De esa cantidad, 658.833 primeras dosis y 413.981 de la segunda se aplicaron a adolescentes entre los 12 y 17 años, mientras que 487.775 primeros componentes y 133.229 del segundo corresponden a inoculaciones a niños entre 5 a 11 años.

Esta semana, el Gobierno decidió suspender la exigencia del carné de vacunación mientras dure la Emergencia Sanitaria, una medida que debía estar vigente desde el pasado 1 de enero como requisito para la realización de algunos trámites y el acceso a lugares públicos y privados.

El argumento de las autoridades nacionales fue evitar aglomeraciones y el uso de la fuerza de los grupos antivacunas, muchos de ellos de sectores afines al Gobierno, que protestaron en ciudades como El Alto, vecina de La Paz, y Cochabamba donde se reportaron altercados con la Policía y agresiones a la prensa.

Mientras duró, la exigencia del carné de vacunación impulsó el proceso de inmunización con filas extensas en distintas regiones del país, pero desde el anuncio de suspensión de ese requisito este miércoles pasado la afluencia de la población se redujo notablemente.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS