Mundo


Bolivia suspende relaciones con Cuba

La decisión fue tomada por la presidente interina Jeanine Áñez tras las recientes declaraciones del canciller cubano Bruno Rodríguez.

AP

24 de enero de 2020 06:02 PM

El gobierno de la presidenta interina Jeanine Áñez decidió el viernes suspender las relaciones con Cuba ante su molestia por las recientes declaraciones emitidas por el canciller de ese país, Bruno Rodríguez.

“A partir de la fecha, Bolivia suspende las relaciones diplomáticas con la república de Cuba. Esta determinación obedece a las recientes e inadmisibles expresiones del canciller cubano Bruno Rodríguez y a la permanente hostilidad y constantes desagravios de Cuba contra el gobierno y su proceso democrático”, dijo el viernes el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, en calidad de canciller interino.

Por su parte, el vicecanciller Eduardo Zanier explicó que la suspensión de relaciones es muy similar a una ruptura.

“Todos los acuerdos se paralizan, lo único que queda es una pequeña representación para responder asuntos humanitarios. No hemos querido llegar a cortar todo vínculo, pero no hay más tratativas con un gobierno injerencista”, añadió.

El canciller cubano, desde su cuenta de Twitter, calificó como “vulgares mentiras de la golpista autoproclamada en Bolivia”, en referencia a una declaración que Áñez dio en su mensaje presidencial el miércoles. Sus afirmaciones aludían a lo siguiente: el 16 de noviembre, una delegación cubana de 700 personas, entre ellos 250 médicos, dejaron Bolivia después que cuatro miembros de la delegación fueran arrestados por la policía con dinero en sus mochilas, en medio de las protestas a favor de Morales.

Áñez se refirió el miércoles a la situación afirmando que la brigada médica que estaba en el país tenía un salario de 1040 dólares, un viático de 68 bolivianos por día, y gastos de transporte aéreo pagados por el Estado, haciendo un total de unos 9000 bolivianos (unos 1300 dólares) por cada uno de ellos. Sin embargo, agregó, “solamente el 20% de ese monto llegaba a la brigada cubana. El resto del dinero, es decir, el 80%, era desviado para financiar el Castro comunismo, que tiene sometido y esclavizado a su pueblo”.

A esas menciones, el canciller cubano respondió que es “otra muestra de su servilismo a EE.UU”. “Debería explicar al pueblo que, tras retorno a Cuba de colaboradores, por la violencia de la que fueron objeto, se han dejado de realizar más de 454 440 atenciones médicas”, agrega el tuit de Rodriguez.

El expresidente Evo Morales, desde su refugio en Argentina, rechazó la decisión mediante su cuenta de Twitter.

“Condenamos profundamente la suspensión de relaciones del gobierno de facto de Áñez, con la hermana República de Cuba y el deterioro permanente de imagen internacional del Estado Plurinacional de Bolivia de respeto a la libre autodeterminación, soberanía y diplomacia de los pueblos”, escribió.

Morales renunció a la presidencia el 10 de noviembre después de una crisis política y social generada por las elecciones presidenciales. Poco después dejó el país para irse asilado a México y la entonces senadora Jeanine Áñez asumió la presidencia, dando un giro a las políticas diplomáticas que llevaba Morales.