Mundo


Bolsonaro espera que se “entierre pronto” investigación en su contra

El mandatario es investigado por sospechas de haber interferido de forma política e ilegal en la Policía Federal.

EFE

17 de septiembre de 2020 08:15 PM

El mandatario brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro, afirmó este jueves que espera “enterrar pronto” una investigación en su contra por sospechas de haber interferido de forma política e ilegal en la Policía Federal.

“Si Dios quiere, enterraremos pronto ese proceso y acabaremos con la farsa de ese exministro de la Justicia de acusarme de forma frívola”, expresó Bolsonaro durante una transmisión en sus redes sociales, en alusión al extitular de Justicia Sergio Moro, quien le denunció públicamente por intentar “interferir políticamente” en la Policía Federal.

El mandatario igualmente elogió la decisión del magistrado de la Corte Suprema Marco Aurélio Mello de suspender temporalmente su interrogatorio oral en el marco del caso, que tramita en la Justicia desde abril, hasta que el pleno del máximo tribunal discuta el tema.

El juez aceptó este jueves un recurso presentado por los abogados del Estado y frenó la decisión dictaminada la semana pasada por su colega Celso de Mello, quien determinó que el jefe de Estado debía ser interrogado en persona, y no por escrito, como pretendía. (Lea aquí: Gobierno recurre ante Supremo para impedir interrogatorio de Bolsonaro)

“El magistrado instructor Celso de Mello quería que yo declarara de forma presencial, respondiendo a preguntas de dos abogados de Moro, más el propio Sergio Moro. Moro no tiene que preguntarme nada”, manifestó Bolsonaro.

El presidente justificó que la intención de declarar por escrito y no de forma presencial es contar con el mismo “tratamiento” permitido a otros mandatarios que le precedieron en el cargo.

“Como ya pasó en el pasado, con otros presidentes que me antecedieron, que se aplique a mí también, (la regla) tiene que aplicarse a todos”, dijo.

La investigación tramita desde abril en el Supremo y fue abierta tras la renuncia como ministro de Justicia de Moro, conocido por haber liderado la operación anticorrupción Lava Jato en su etapa como juez de primera instancia en la sureña ciudad de Curitiba.

El exministro acusó públicamente al líder ultraderechista de “interferir políticamente”, y de forma ilegal, en la Policía Federal, órgano autónomo que adelanta investigaciones contra algunos de los hijos del mandatario.

A partir de ahí, la Corte Suprema autorizó a la Fiscalía General de Brasil investigar las explosivas declaraciones del exjuez para demostrar su veracidad.