Mundo


Brasil: al menos 12 muertos tras operativo policial en Río

No es la primera vez que se registra un elevado número de muertes durante un operativo de la Policía.

DEUTSCHE WELLE

16 de octubre de 2020 06:52 PM

Al menos 12 personas sospechosas de pertenecer a grupos de milicias parapoliciales en Río de Janeiro murieron durante un operativo policial en la zona metropolitana de la ciudad, confirmó este viernes el Gobierno.

De acuerdo con la Policía, entre los muertos está el exagente Carlos Eduardo Benavides Gomes, también conocido como Cabo Benê, uno de los hombres de confianza de Danilo Dias Lima, alias Tandera. Las investigaciones señalan que Tandera es el brazo derecho de Wellington da Silva Braga, más conocido como Ecko, señalado de ser el jefe de la mayor milicia parapolicial activa de Río de Janeiro y uno de los criminales más buscados por las autoridades.

Según la información, los agentes fueron recibidos a tiros tras interceptar una caravana en la que los presuntos milicianos se movilizaban. Uno de los policías resultó herido. Tras el operativo, los uniformados se incautaron de fusiles, ametralladoras, granadas, municiones y equipos de comunicaciones que los sospechosos llevaban consigo y dentro de los automóviles.

Los hechos se registraron en la noche del 15 de octubre en cercanías de Itaguaí, un municipio ubicado a unos 70 kilómetros de Río. Los hombres, que se movilizaban en la caravana, venían siendo monitoreados con labores de inteligencia, ya que -según las autoridades- buscaban expandir su acción miliciana en Itaguaí, un municipio de la Baixada Fluminense, una de las regiones más vulnerables de la zona metropolitana de Río.

Las milicias parapoliciales de Río de Janeiro

Las denominadas milicias son organizaciones criminales integradas por expolicías y agentes activos corruptos, que controlan diversas áreas de Río de Janeiro y cuya presencia se ha incrementado en la última década. Estas organizaciones criminales concentran su actividad en la zona oeste de Río.

En tanto, la Policía creó una fuerza tarea especial para el período electoral, tras el asesinato de dos candidatos al concejo de Nueva Iguazú, uno de los municipios de la Baixada Fluminense. Ambos aspirantes fueron muertos a tiros y los dos tenían antecedentes policiales.

No es la primera vez que se registra un elevado número de muertes durante un operativo de la Policía. En mayo de este año, durante el confinamiento implementado por la pandemia del coronavirus, 12 personas murieron en un operativo policial adelantado en el Complexo do Alemao y otras siete en una acción en la Maré, dos complejos de favelas al norte de la ciudad.

Los hechos han sido denunciados por organizaciones civiles que los califican de abusos policiales. Las quejas llevaron a la Corte Suprema de Justicia a prohibir, desde el 1 junio, estos operativos dentro de las favelas en Río mientras dura la pandemia.

Solo en 2019 fueron registradas 1.810 muertes a manos de la Policía durante operativos en Río, un récord nunca antes visto. Hasta mayo de este año, se habían contabilizado 129 muertes y -con la prohibición de los operativos en las favelas en junio- la cifra bajó 74 por ciento solo en ese primer mes.