Mundo


Circulan conjeturas sobre la sucesión en Corea del Norte

Ante la falta de declaraciones acerca de los informes de que el líder Kim Jong Un podría estar enfermo, se renuevan los temores acerca de quién lo sucedería.

AP

22 de abril de 2020 09:42 AM

Ante la falta de declaraciones de Corea del Norte acerca de los informes periodísticos externos de que el líder Kim Jong Un podría estar enfermo, se renuevan los temores acerca de quién lo sucedería al frente del país poseedor de armas nucleares y gobernado por la misma dinastía desde hace siete décadas.

Surgieron las conjeturas acerca de la salud de Kim después de su inasistencia el 15 de abril a la conmemoración del 108 cumpleaños de su abuelo, Kim Il Sung, fundador de la nación. Es la festividad más importante del país y Kim, de 36 años, no faltaba a la ceremonia desde que heredó el poder de su padre a fines de 2011.

La prensa estatal norcoreana publicó algunas declaraciones anteriores de Kim, pero no informó sobre actividades nuevas, en tanto Corea del Sur insistió en que no se detectaban sucesos inusuales en el Norte. (Lea aquí: Dudas sobre el estado de salud del líder norcoreano Kim Jong-un)

Kim se ha mantenido fuera de la luz pública por períodos prolongados en el pasado y dado el carácter extremadamente reservado del régimen, pocos observadores externos pueden pronunciarse con certeza acerca de una posible enfermedad o discapacidad. Con todo, las dudas sobre el futuro político del Norte no dejarán de crecer si se prolonga su ausencia del escenario.

Kim pertenece a la tercera generación de la dinastía gobernante y un fuerte culto de la personalidad lo rodean a él, su padre y su abuelo. Se dice que el linaje mítico “Paektu” de la familia, que lleva el nombre del pico más alto de la península coreana, da sólo a los miembros directos de la familia el derecho de gobernar.

Desde ese punto de vista, la hermana menor de Kim y jerarca del partido Kim Yo Jong sería la sucesora más probable en caso de enfermedad grave, discapacidad o muerte de su hermano, pero algunos observadores mencionan la posibilidad de una conducción colegiada que pondría fin al régimen dinástico.

“En la élite del poder en el norte, Kim Yo Jong tiene la mayor probabilidad de heredar el poder y creo que esa probabilidad es mayor del 90%”, dijo el analista Cheong Seong-Chang, del Instituto Sejong en Corea del Sur. “Corea del Norte es como una dinastía y podemos ver el linaje Paektu como sangre real, de modo que es improbable que alguien ponga en tela de juicio la toma del poder por Kim Yo Jong.

Kim Yo Jong, de algo más de 30 años, dirige la oficina de propaganda y semanas atrás fue designada miembro alterno del poderoso Buró Político.

Ha aparecido con frecuencia junto a su hermano en actividades públicas y llama la atención entre los funcionarios ancianos. Acompañó a Kim Jong Un en sus reuniones con el presidente estadounidense Donald Trump y otros gobernantes en los últimos años y su presencia junto a él hace pensar a muchos analistas de afuera que es, en efecto, la número dos en la jerarquía norcoreana.

Por tratarse de una sociedad extremadamente patriarcal, algunos se preguntan si Kim Yo Jong sólo serviría de figura decorativa mientras que el poder residiría en una conducción colegiada similar a las que se instauraron después de la caída de otros líderes comunistas.