Comunidades indígenas han sido víctimas de ataques tras comicios en Brasil

30 de octubre de 2018 04:37 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Algunas comunidades indígenas fueron víctimas de ataques y acosos "intimidatorios" tras conocerse el resultado de los comicios del domingo en los que el ultraderechista Jair Bolsonaro fue elegido presidente de Brasil, denunció hoy una organización defensora de esas minorías.

Al menos dos ataques y dos acciones intimidatorias se presentaron entre la noche del domingo y el lunes en comunidades de los estados de Mato Grosso do Sul, en la Amazonía, y Pernambuco, en el empobrecido noreste del país, y, aunque no hubo víctimas fatales, sí se presentaron heridos.
   
Los ataques de los últimos días tienen un modus operandi similar a otros que se registraron en octubre, en los que se utilizaron armas de fuego y pistolas que disparaban balas de goma, confirmó a Efe una fuente del Consejo Indígena Misionero (CIMI), organismo vinculado al Episcopado brasileño.
   
En otros hechos fueron incendiados una escuela y un puesto de salud en una reserva que atendía mensualmente unos 500 pacientes.
   
El hecho más violento fue contra habitantes de la aldea Bororó, en Mato Grosso do Sul, una de las comunidades existentes al interior de la Reserva Indígena Dorada, ubicada en el perímetro urbano y considerada como el área indígena de mayor concentración poblacional étnica del país, con cerca de 13.000 habitantes.
   
Allí unos 15 indígenas de la etnia guarani-kaiowá resultaron heridos -algunos con balas de plástico y otros con armas de fuego- después de haber sido atacados por un grupo de personas que llegaron a un campamento de la aldea en camionetas y tractores.
   
En Pernambuco, una escuela y un puesto de Salud de la comunidad Bem Querer de Baixo fueron incendiados en la madrugada del lunes. La aldea está ubicada en un área de conflictos con colonos que se apropiaron de tierras indígenas de los Pankararus, ubicadas en el municipio de Jatobá.
   
Según las fuentes del CIMI, esa comunidad está asustada ya que las entidades públicas habían recibido amenazas de incendio con antelación, y ahora los miembros de esa aldea han recibido mensajes de advertencia de que el agua con la que subsisten sería envenenada.
   
Otras denuncias conocidas por el CIMI señalan que dos comunidades de Mato Grosso do Sul fueron objeto de acciones intimidatorias, y aunque no fueron atacadas, señalaron que varios hombres armados y gritando rondaron las aldeas en camionetas, un hecho que, según el Consejo se ha repetido anteriormente.
   
Los hechos ocurrieron tras la elección de Bolsonaro, un polémico diputado ultraderechista que en diferentes oportunidades se ha manifestado en defensa de los grandes productores rurales y mineros que reivindican tierras de reservas indígenas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS