Mundo


David Montoya Arango, el zar de la Salsa picante en California

Este joven antioqueño, de 32 años, es un colombiano con mucho sabor picante en San Francisco, California.

JORGE BARVA/ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

18 de septiembre de 2020 02:20 PM

En el estado de California donde vive la mayoría de inmigrantes mexicanos, en los Estados Unidos, a quienes se les considera los reyes del picante por sus salsas verdaderamente gustosas y endiabladas, hay un colombiano que marca la diferencia.

Y quien lo creyera, que el zar de las salsas picantes, en San Francisco, California, en esta época de pandemia sea un paisa de pura cepa.

Se trata del joven antioqueño, David Arango Montoya, quien en medio de la pandemia se reinventó y dejó atrás su trabajo como agente de bienes, raíces y de seguros para iniciar un emprendimiento de salsas picantes.

Hasta el momento, en menos de un mes ha vendido más de 300 unidades, y está trabajando para abrir su canal de distribución directo e indirecto en las tiendas y supermercados estadounidenses.

“Primero inicié vendiéndole a mis amigos puerta a puerta, solidarios conmigo en estos momentos de pandemia y de crisis, pero el negocio despegó sólo” dijo Arango Montoya de 32 años.

El éxito de Montoya Arango conocido popularmente en el Área de la Bahía Californiana (San Francisco, San José y Oakland) como el “mospri” (primo al revés) es el uso de ingredientes naturales, orgánicos y sin preservativos.

La idea de su salsa picante llamada Pique Flavor nació en una noche haciendo empanadas con sus amigos, y les hizo falta el pique, el picante e hicieron uno artesanal con la ayuda de un amigo de Medio Oriente.

“Uno puede no comer empanada sin pique, sin picante es como el matrimonio del chicharrón y la yuca, tienen que ir juntos y necesitamos una salsa para las empanadas y ahí nació la idea con un amigo de Medio Oriente, con él le dimos el toque secreto a través del ensayo y error, encontramos una salsa perfecta ideal para acompañar cualquier tipo de alimento” sostuvo Arango Montoya.

Los sabores y nombres son tan paisas como él, tiene una salsa ligera, que se llama Chimba Sauce y el otro más fuerte Nea Sauce. Todo aduciendo a términos muy de la montaña antioqueña y Del Valle de Aburra, que hacen referencia a la bueno y a lo exagerado.

“Los paisas decimos en Medellín uy que chimba de carro, uy que chimba de nena, uy que chimba de picante, por eso esa es la razón del nombre Chimba de salsa picante, una salsa sabrosa que puede ser acompañada con cualquier comida y próximamente lanzaremos la salsa extra picante Nea, su nombre porque Medellin también la gente utilízala la palabra gonorrea, (mala palabra) y su abducción es Nea, la cual hace una referencia a lo exagerado, a lo fuerte”, comentó entre risas el antoqiueño, quien vive hace seis años en EEUU.

Para el chef ejecutivo, Jesús Orozco, del restaurante Bárbara Pinseria en San Francisco, en el populoso barrio de North Beach, en la pequeña Italia, quien realizó un test y prueba de sabores, de esta salsa picante, en sus recetas. “Esta salga tiene un gusto particular. Y tiene el picor perfecto para acompañar para cualquier comida” comentó Orozco.

Los ingredientes de esta popular salsa picante son: ajo, cebolla blanca, zanahoria mango, sal, pimienta, jalapeños, y chile de árbol, pero según David Arango Montoya, el zar de las salsas picantes en EEUU, el ingrediente especial y secreto de su receta es amor, mucho amor.