Mundo


Donald Trump reitera sin evidencia que ganó la elección

“Esta fue una elección que nosotros ganamos fácilmente. La ganamos por mucho”, dijo Trump ante el grupo congregado en Gettysburg.

AP

25 de noviembre de 2020 08:45 PM

El presidente estadounidense Donald Trump reiteró el miércoles infundadamente que él ganó la elección y repitió falsedades durante una llamada telefónica a un evento realizado por republicanos en Pensilvania para investigar acusaciones no probadas de fraude electoral.

“Esta fue una elección que nosotros ganamos fácilmente. La ganamos por mucho”, dijo Trump ante el grupo congregado en Gettysburg. De hecho, Trump perdió la elección ante el presidente electo Joe Biden, quien ganó Pensilvania por unos 80.000 votos y el estado certificó el martes su victoria.

El evento en Pensilvania fue el más reciente intento por parte de Trump y su abogado Rudy Giuliani por proyectar dudas sobre los resultados de la elección, pese a que el proceso formal de transición de poder ya comenzó y un creciente número de republicanos están reconociendo a Biden como presidente electo.

Autoridades electorales estatales en todo el país y observadores internacionales han dicho que no hay evidencia de fraude electoral a gran escala, y el equipo legal de Trump ha perdido reiteradamente en las cortes, aparte de cometer numerosos errores básicos.

El evento del miércoles, organizado apresuradamente por legisladores estatales republicanos, incluyendo el senador Doug Mastriano, fuerte partidario de Trump, tuvo todo el tono de una audiencia oficial _ banderas, un mazo y “testigos” no juramentados que “declararon” en persona y por teléfono.

Entre ellos estuvo un invitado especial _ Trump _ de quien inicialmente se esperaba que acudiera en persona, pero que no lo hizo luego que otro miembro de su equipo legal dio positivo a coronavirus.

Trump habló durante 11 minutos en un teléfono que su abogada Jenna Ellis puso junto a un micrófono e insistió en que la elección había sido “manipulada” en favor de Biden. “Esta elección tiene que revertirse”, dijo.

Fue una declaración asombrosa para un presidente estadounidense que exige que se anule la elección y la voluntad de los votantes porque quiere seguir en el poder.

El hotel donde se reunió la Comisión de Políticas de la Mayoría Senatorial se encuentra a kilómetro y medio (una milla) del sitio de la Carga de Pickett, donde las tropas del Norte rechazaron un desesperado ataque confederado en julio de 1963. Esa batalla cambió el curso de la Guerra Civil contra el sur esclavista.

La campaña de Trump le pidió el miércoles a la Corte Federal de Apelaciones del 3er Circuito una oportunidad para que Giulani presente alegatos orales en su apelación del conteo de votos en Pensilvania. La corte no ha dicho aún si escuchará argumentos.

Boris Epshteyn, un miembro de la campaña de Trump que ha estado trabajando con el equipo legal del presidente, es la más reciente persona en el círculo interno de Trump en contraer coronavirus. Había participado en una conferencia de prensa con Giuliani en Washington la semana pasada, durante la cual continuó lanzando acusaciones infundadas de fraude electoral a gran escala, pese a la ausencia de evidencia.

También estuvo presente el hijo de Giuliani, que trabaja en la Casa Blanca y anunció un día después que había dado positivo por el virus.

MULTIMEDIA