Economía y entretenimiento dan pérdidas en San Francisco

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La crisis de la pandemia mundial del COVID-19 aún no ha llegado a su pico más alto; la cifra de infectados y muertos está desbordada; especialmente aquí en los Estados Unidos donde hay 213.372 de infectados y 4.757 muertos.

Pero las cifras económicas, aún no son claras; se especula de billones de dólares en pérdidas a causa de esta pandemia mundial. Los especialistas en tema aseguran que el sector productivo y económico no se ha detenido y no ha llegado a cero.

ElUniversal.com.co en San Francisco, California, ciudad epicentro del turismo en EE.UU. y una de las afectadas por el Coronavirus habló con un sector de la industria del entretenimiento como hoteles; restaurantes; bares y discotecas para conocer sus realidades y expectativas.

Cientos de restaurantes cerrados o trabajando a mínima capacidad, los bares y discotecas ya no ofrecen alcohol y mucho menos diversión y música por el distanciamiento social impuesto por el gobierno estatal y federal, igualmente los hoteles y hostales no tienen camas que tender; pues se encuentran impolutas desde hace más de 3 semanas, sin huéspedes de las calienten en esta primavera.

De acuerdo con fuentes y hoteles consultados como Marriot, Hilton y Crowne Plaza están operando al 3 por ciento. Por ejemplo el hotel Hilton en China Town posee 544 habitaciones y solo están ocupadas 16 habitaciones aproximadamente.

“Esta es la tasa de ocupación más baja en toda la historia del hotel” dijo Claudia Salazar, la gerente del turno nocturno, de dicho hotel.

En los hoteles Marriot y Crown Plaza sólo están trabajando el 15 por ciento de su fuerza laboral. El resto de sus empleados están en ‘hold’ o espera. Estos lugares de hospedaje poseen 323 y 298 habitaciones y solo cuentan con una ocupación del 5 por ciento respectivamente.

Otro sector gravemente lesionado durante esta recesión es la aviación, que sólo en EEUU ha perdido 50 millones de dólares y en dos semanas ha disminuido en un 84 por ciento.

Entre tanto cientos de aviones están estacionados en los aeropuertos y cerca 720 mil empleados de la industria aeronáutica no han regresado a sus trabajos como pilotos, sobre cargos, mecánicos, etc.

Según, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) las pérdidas en el sector de trasporte de pasajeros aéreos ascenderán a los 252.000 millones de dólares.

En la zona de North Beach, en el barrio de ‘Small Italy’; o Pequeña Italia donde se concentran la mayoría de restaurantes y cafés de origen itálico el panorama es desolador. Uno de los pocos establecimientos abiertos con el servicio ‘to go’ o para llevar es IL Casaro, su gerente general nos contó sobre su situación en tiempo de crisis.

“Nosotros tenemos cuatro restaurantes en el área y con esta crisis del COVID-19 estimamos nuestras pérdidas a hoy, en unos 300 mil dólares (unos mil 200 millones de pesos). Solamente está trabajando el 20% de nuestro personal”, dijo Franchesco Covucci, representante de IL Casaro.

Por su parte, Marco Ávila; un Italo- mexicano; dueño de Acquolina aseguró que “ nadie estaba preparado para esto. Parece que hubiésemos entrado en guerra pues todo cerró de un momento a otro. Pero ante todo somos padres, esposos y primero está la salud. Y sé que saldremos de esta pues estamos todos en el mismo barco y no nos vamos a hundir” aseguró.

Ambos restauranteros han sentido el apoyo de los residentes de la ciudad y ofrecen soporte alimenticio para la gente que necesita comida u organizaciones médicas que están trabajando para ayudar a pacientes del coronavirus.

“Estamos donando semanalmente 100 pizzas margarita entre hospitales, gente sin comida u organizaciones como Food Runner para mitigar esta crisis y apoyar a los héroes silenciosos como los cuerpos médicos y de salud”, sostuvo Francesco Covucci de IlCasaro.

Pero; otros establecimientos como Boudin Bakery, cerraron completamente sus instalaciones y despidieron a todo su personal por la carga financiera; prestacional y de impuestos, lo cual afectó adecenas de empleados. Sin embargo, una vez se reanuden labores, voceros de la panadería más antigua de San Francisco; el mismo personal si así lo desea se llamará nuevamente a trabajar.

Haciendo una parafraseo de un adagio popular sí en los restaurantes no deja de llover, en los bares y discotecas tampoco escampa. De acuerdo con representantes del Bar Loungue Carbón, uno de los lugares latinos más concurridos de San Francisco cerca de 50 persona entre personal de staff, promotores, meseros, bartenders, bar backs; seguridad, proveedores; entre otros se han visto afectados por esta pandemia y medidas gubernamentales.

“Esto ha sido un golpe muy fuerte, que ha afectado enormemente a la industria del entretenimiento no sólo bares y discotecas, sino también a festivales, conciertos, giras de artistas. Todo por el distanciamiento social que en estos momentos es necesario para evitar la propagación del coronavirus” dijo David Emil Barrenechea, promotor general de Carbón y gerente de MGD Productions.

Así mismo Barrenechea contó de otras pérdidas que ha tenido el sector y él mismo ha vivido en carne propia. “Para nosotros como organización de producción y realización de eventos debimos cancelar el Festival peruano y latino de este año, la gira de conciertos de Daniela Darcourt y Tony Succar, y decenas de fiestas en Carbón. Todo esto implica perder boletos de avión, anticipos, noches de hotel, los cuales no son reembolsables”.

Entre tanto, Jorge Zayas; Gerente de bottle service del reconocido club; Love & Propaganda aseguró que esta crisis ha desbastado la industria del entretenimiento y todos sus ámbitos.

“Desde el cierre del club (Love & Propaganda) nuestras pérdidas ascienden entre 600 mil y un millón de dólares”; dijo Zayas; quien lleva mas de 25 años trabajando en bares y restaurantes.

Este cubano americano aseguró además que el retorno de las actividades sociales entre las personas demorará más de lo presupuestado y el panorama no es nada alentador. “Cuando esto se normalice la gente tendrá otras prioridades de inversión y de gastos”, acotó.

Sin embargo; Barrenechea plantea un escenario diferente, “creo que la gente saldrá desbordada por el encierro; pero deberá tomar todas las medidas. Nosotros seguimos trabajando en lo que queremos ofrecerles a nuestro público; actividades con diferentes temáticas; estamos positivos que todo va a mejorar”.

Mientras las cifras de esta pandemia del COVID -19 siguen en aumento; en California y el Área de la Bahía; en materia de salud pública van 9.944 infectados y 252 muertos. Aun lo peor está por llegar en el tema económico, así lo manifestó el Fondo Monetario Internacional, amanecerá y veremos; aunque la gallardía del hombre enfrente su peor miedo; él mismo. Y reinventarse en tiempo de crisis.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS